LOS MARTES, TOROS

Morarte y la deuda del PP

Poco más se puede ofrecer en una legislatura que el voto a los Presupuestos, el balón de oxígeno que necesitaba el Ejecutivo de Artur Mas

Actualizado:

AL final hubo pacto, vaya si lo hubo. Nada más ni nada menos que los Presupuestos de la Generalitat gobernada por los nacionalistas de CiU fueron aprobados con los votos del Partido Popular en el Parlament. ¿Alguien da más? Poco más se puede ofrecer en una legislatura que el voto a los Presupuestos, el balón de oxígeno que necesitaba el Ejecutivo de Artur Mas. Todo bueno por garantizar la gobernabilidad de Cataluña, todo a favor de obra para mantener una relación más que fluida a nivel nacional, Duran y Rajoy más cerca... ¿Todo?

Pues todo no, que aquí quedan deudas pendientes, porque la popular Alicia Sánchez-Camacho no se acuerda de sus compromisos, compromisos que puede que ahora le parezcan nimios, pero que con ellos alentó la moral de miles de catalanes aficionados a los toros. Todos se acuerdan de aquella tarde de septiembre en la mismísima plaza de la Monumental cuando prometió que si el voto del PP era definitivo en el Parlment no habría pacto alguno si no se conseguía al menos una moratoria de la prohibición de las corridas de toros.

Pues los votos del PP han sido definitivos y determinantes. En esta misma columna se ha recordado aquella promesa y por eso no se entiende este olvido. Las deudas se pagan, y el PP catalán tiene una deuda con los aficionados. ¿O ya no se acuerdan de que hasta en las mismísima plaza barcelonesa pusieron su chiringuito de propaganda?

Menos mal que con el jarro de agua fría de ese olvido, de esa deuda impagada, la resistencia a la abolición tiene mañana una cita ilusionante en el cine Méliès (Villarroel, 106) a las ocho y media de la tarde. Ya no hay billetes para presenciar el documental «Morarte, historia de un encuentro» que se proyecta en Barcelona gracias a los responsables de la Unión de Taurinos y Abonados de Cataluña (UTYAC), que han patrocinado la proyección cuyo solo anuncio demuestra la fuerza que sigue teniendo la Fiesta en esta tierra.

Sería bueno que Alicia Sánchez-Camacho asistiera a la sesión.