INÈS BAUCELLS  Rajoy, acompañado de Alberto Fernández y Alicia Sánchez-Camacho, ayer, en Barcelona
INÈS BAUCELLS Rajoy, acompañado de Alberto Fernández y Alicia Sánchez-Camacho, ayer, en Barcelona

Montilla confirma que subirá los impuestos «a los que más ganan»

JOAN CARLES VALERO
SITGES (BARCELONA) Actualizado:

«Algunos de ustedes deberán pagar más el año que viene», dijo ayer lacónicamente José Montilla, sin mayor precisión, al auditorio de empresarios y directivos que asiste a la reunión anual del Círculo de Economía en Sitges. El nuevo sistema de financiación autonómica contempla las herramientas para que el tripartito pueda materializar ese anuncio de más impuestos para los que más ganan. De llevar a cabo el aumento de la presión fiscal, Cataluña será pionera en elevar el IRPF a las rentas más altas, aunque Montilla no quiso entrar en detalles.

También destacó que para mantener el Estado del Bienestar, será necesario asegurar su financiación y apuntó el copago como una vía para alcanzar ese objetivo. Montilla señaló las medidas que otros países europeos al señalar que para «abordar cómo garantizar las prestaciones en salud aplicando medidas de los países más avanzados de Europa en esta materia».

Previamente a la intervención de José Montilla, Salvador Alemany, presidente del Círculo de Economía y de Abertis, recordó que la reunión de Sitges se celebra en un momento «insólito por el cambiante panorama económico y político».

En declaraciones a Ep, abogó por una presión fiscal «equitativa» y que no añada presión sobre las rentas salariales, ya que eso «acaba siendo más presión sobre la economía productiva». Alemany consideró que las rentas del trabajo ya están «muy gravadas», pero declinó valorar la previsión de la Generalitat de subida impositiva para rentas altas.

Montilla insistió en su intervención ante el empresariado catalán que «será inevitable una mayor presión fiscal en las personas con mayor poder adquisitivo», teniendo en cuenta que España todavía está en niveles inferiores a los de países del entorno, dijo. Al margen de esta defensa de más impuestos a las rentas más altas, Montilla pidió a los empresarios que no «busquen excusas» en la reforma laboral para no contratar a jóvenes, porque «en el fondo se trata de reequilibrar la cohesión social».

El president hizo un alegato a los empresarios para que contraten jóvenes, que confíen en ellos y «apuesten por su talento». Para salir de la crisis, instó a «recuperar la autoconfianza y poner en valor los activos de Cataluña», sobre todo en «el espíritu emprendedor, que sigue vivísimo». Al anuncio del aumento del impuesto de transmisiones patrimoniales, que grava la compraventa de viviendas de segunda mano, para igualarlo al 8% y que alcance el mismo techo de la subida del IVA para la vivienda nueva, el tripartito baraja ahora unir un incremento del tramo autonómico en el IRPF para las rentas de más de 100.000 euros.