Este transtorno genera retraso en el crecimientoy alteraciones del sistema nervioso central
Este transtorno genera retraso en el crecimientoy alteraciones del sistema nervioso central - EFE

La mitad de los niños adoptados en Rusia y Ucrania sufren «trastorno alcohólico fetal»

Son hijos de madres que consumieron alcohol durante el embarazo, una práctica habitual en la Europa del Este con catastróficas consecuencias para los menores

BarcelonaActualizado:

La mitad de los niños adoptados de Rusia y Ucrania sufren de Trastornos del Espectro del Alcoholismo Fetal, una dolencia que genera todo tipo de anomalías físicas, mentales o de conducta en menores hijos de madres que consumieron alcohol durante el embarazo, según un estudio presentado este miércoles en Cataluña.

La investigación ha sido presentada con motivo del día mundial de prevención de este transtorno y ha contado con la participación de tres hospitales catalanes: el Clínic, el de la Vall d'Hebron y Sant Joan de Déu. No en vano, los equipos especializados de estos centros han diagnosticado un total de 162 casos en niños adoptados en Cataluña entre 1985 y 2015 procedentes de Rusia y Ucrania, informa Efe.

La investigación ha concluido que el 50% de estos menores presentan este trastorno y un 20,4% sufren de Síndrome Alcohólico Fetal, que es la manifestación más grave del mismo. El subdirector general de drogodependencias, Joan Colom, ha apuntado que los menores con este tipo de enfermedad presentan tres tipos de anomalías: malformaciones morfológicas (en especial cráneo-faciales), retraso en el crecimiento y alteraciones del sistema nervioso central, expresadas como alteraciones cognitivas, conductuales, de socialización y de aprendizaje.

¿Porqué Rusia y Ucrania?

Los responsables de la investigación han señalado que esta se centró en los niños adoptados procedentes de Rusia y Ucrania porque son los dos de los países con más prevalencia en el consumo de alcohol durante el embarazo. Además, buena parte de las adopciones internacionales realizadas en los últimos años en Cataluña son de menores procedentes de estos dos países. Un 83% de los menores adoptados de países de Europa son de Rusia y un 11%, de Ucrania.

Desde el Gobierno catalán se quiere «reforzar» las medidas informativas en los procesos de adopción de estos países para que los padres sepan de la existencia de este fenómeno, además, se realizarán acciones para reducir el consumo de alcohol en el embarazo y sus consecuencias en los niños. En este sentido, la directora del instituto catalán de adopciones, Agnès Russiñol, ha asegurado que las familias que quieran adoptar en Rusia o Ucrania recibirán una sesión informativa especifica para dejar claro que existe ese «factor de riesgo» relacionado con trastornos de alcoholismo fetal.

Paralelamente, también se formará a las entidades que fomentan la adopción internacional y a las instituciones encargadas de hacer la valoración de las familias adoptivas para que tengan en cuenta que la idoneidad de las familias se ajuste a las necesidades de estos niños.