Miquel Valls, durante su intervención en el programa
Miquel Valls, durante su intervención en el programa - ABC

Miquel Valls: «Si en las elecciones detectamos irregularidades, las perseguiremos penalmente»

El presidente de la Cámara alerta que Cataluña no puede emprender políticas sociales ni de infraestructuras sin presupuestos

La Cámara de Comercio de Barcelona se renovará el 8 de mayo por primera vez mediante voto electrónico

BarcelonaActualizado:

Desde la neutralidad que ha practicado durante los 17 años al frente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls ha realizado la advertencia a los tres candidatos a presidir esa institución económica (Enric Crous, Ramon Masià y Carlos Tusquets), así como a la ANC que ha presentado una candidatura independentista, de que la institución «perseguirá penalmente» cualquier irregularidad que detecte. Ante el proceso electoral que culminará el 8 de mayo con la elección, por primera vez mediante voto electrónico, de 40 de los 60 miembros del pleno, la Cámara realizará una campaña para incentivar el voto de las 423.146 empresas de la demarcación, lo que supone el tercer mayor censo de Cataluña, tras las elecciones autonómicas y las del ayuntamiento de Barcelona. Catorce de los 20 miembros restantes serán propuestos por las grandes empresas, que son las que más dinero aportan a la Cámara, y seis por las organizaciones patronales Fomento del Trabajo y Pimec.

Valls también ha recordado en el programa «Converses» de COPE Cataluña y Andorra que desde el mundo empresarial «siempre reclamamos que haya presupuestos». Ha señalado que, en el caso del Reino de España, el Gobierno de Pedro Sánchez ha convocado elecciones al no haber logrado aprobar la principal ley anual de un estado, mientras que en Cataluña, ha advertido que «la falta de presupuesto ya se está notando en las inversiones», porque prorrogar otra vez los del 2017 «supone una reducción del gasto que se arrastra ya desde hace dos años». En su opinión, «queda claro que no se pueden hacer políticas sociales ni de infraestructuras sin presupuestos» y por eso, «el Govern es una institución paralizada».

La Cámara contribuye a la ciclogénesis electoral con unas elecciones en las que, por orden de la Generalitat, se realizarán por primera vez mediante voto electrónico. Además de haber adjudicado mediante concurso público la plataforma que lo hará posible, la Cámara ha designado un auditor que verificará «antes, durante y después» el proceso electoral. También el equipo jurídico de la institución «velará ante cualquier irregularidad o intento de utilizar la Cámara por parte de algún candidato». Y Valls en este punto se ha mostrado contundente: «si se deducen responsabilidades penales, la Cámara ejercerá ante los tribunales para perseguirlas legalmente».

Infraestructuras pendientes

A modo de balance de su presidencia, Valls ha destacado una reivindicación que, lamenta, no se ha cumplido: la ejecución de las infraestructuras pendientes. Ya en el año 2006, la Cámara puso sobre la mesa una lista de 28 infraestructuras que consideraba necesarias. Algunas, responsabilidad del Ministerio de Fomento y otras de la Generalitat de Cataluña. A día de hoy «solo se han hecho 5 de ellas». Una realidad que, dice, se debe al hecho de que las infraestructuras son el principal punto en el que se producen recortes de presupuesto «porque es lo más fácil de quitar».

Valls advierte que esta falta de compromiso político con las infraestructuras provoca situaciones de colapso, por ejemplo, en las accesos a la ciudad y al Puerto, donde defiende la creación «de una oficina de coordinación de las obras viarias y ferroviarias». También ha hecho referencia al caso de la B-40, vía conocida como Cuarto Cinturón, obra inconclusa de cuyo bloqueo son responsables tanto el Gobierno como el Govern. El presidente de la Cámara también apunta «las injerencias constantes de círculos que son respetables, como los ecologistas», que se han opuesto a «una infraestructura básica para el desarrollo económico e industrial de Cataluña».

Falta de coordinación

El todavía presidente de la Cámara de Comercio también denuncia la falta «de coordinación entre el Gobierno y la Generalitat» que, asegura, ha llegado a reconocer el actual ministro de Fomento, José Luis Ábalos. Valls también ha roto una lanza a favor de la ciudad de Barcelona: «desde el punto de vista geográfico, estamos en un lugar clave, somos la puerta de entrada de Europa y tenemos la proyección y una gran influencia en el Mediterráneo». Además, espera que «el próximo alcalde o alcaldesa sepa que el turismo es clave» y ha concluido con una valoración de la situación que atraviesan las islas británicas: «El Brexit no le interesa a nadie, ni a la Unión Europea ni al Reino Unido».