La marcha de Fisas al COE obliga al PP a recomponer su grupo en Barcelona

El PP en el Ayuntamiento de Barcelona afronta un periodo decisivo. La confirmación de que su actual presidente en el consistorio, Santiago Fisas, abandona el cargo para incorporarse al COE obliga a los populares a buscar candidato y a recomponer el grupo municipal cuando falta menos de un año para los comicios. El baile de nombres y los rumores es constante.

À. GUBERN/ABC
Actualizado:

BARCELONA. «Vuelvo a lo mío». Con estas palabras anunciaba ayer el actual presidente del grupo del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Santiago Fisas, su abandono de la política y su reingreso en el mundo del deporte. La victoria de la candidatura de José María Echevarría a la presidencia del Comité Olímpico Español (COE) confirma la salida de Fisas del consistorio barcelonés, ya que este pasará a ocupar la vicepresidencia primera de este organismo.

La marcha de Fisas. que hasta hace unos meses se daba como seguro candidato a la alcaldía de Barcelona -incluso había sido confirmado por el secretario general del PP, Javier Arenas-, deja a los populares con la necesidad de buscar un cabeza de lista a falta de un año para los comicios. De igual forma, el partido se ve obligado a recomponer su grupo en el consistorio. En este sentido, se da por hecho que el actual portavoz y decano de los populares en el Ayuntamiento, Emilio Álvarez, ocupará la presidencia del grupo, mientras que al actual portavoz adjunto, Jordi Cornet, se le adjudicará la portavocía.

Finalmente, y en sustitución del puesto que quedará vacante por la marcha de Fisas, Miguel Arredonda, número siete en las listas, se integrará como regidor. Ingeniero de profesión y de perfil técnico, Arredonda asumirá el acta sin demoras, tan pronto como Fisas formalice su renuncia. Ayer, el todavía presidente del grupo municipal anunció que su marcha se hará efectiva en el Consell Plenari de finales de junio, aunque tampoco se descarta que su partida pueda retrasarse hasta el pleno de julio.

Fernández Deu

Si la recomposición del grupo municipal se hará casi de forma automática, la búsqueda de un candidato a la alcaldía de la capital catalana no es una tarea tan fácil, más aún después de que se descarte que el nombre pueda salir de dentro del grupo consistorial. Desde que Fisas anunció su marcha, el baile de nombres ha sido constante: desde el regreso de Alberto Fernández a la política municipal -una opción descartada-, a la posibilidad de contar con la actual delegada del Gobierno, Julia García-Valdecasas, algo que la propia aludida desmintió de forma tajante. Otras posibilidades son más verosímiles, como es el caso del diputado Ricardo Fernández Deu -una opción vista con buenos ojos por la dirección del partido en Cataluña-, o incluso un fichaje estrella dictado por la dirección nacional. En todo caso, desde el interior del grupo municipal se confía en que la elección se decante con prontitud: septiembre daría suficiente margen; noviembre obligaría a un sobreesfuerzo que sólo se compensaría con un candidato con tirón. Con el dispositivo electoral engrasado, al PP sólo le falta un cabeza de lista.

Ayer, en Madrid, Santiago Fisas parecía muy ajeno a todas estas especulaciones. «Estoy muy contento de volver a trabajar para el deporte. Mi paso por el CSD -1998-1999- fue quizás la mejor etapa profesional de mi vida. Pero siento trsiteza de abandonar el Ayuntamiento», declaró.