Pasqual Maragall, durante la conferencia que pronunció en la UB. Efe

Maragall elogia el papel de los ayuntamientos durante la Transición

El presidente del PSC, Pasqual Maragall, defendió ayer la alianza política que impulsó cuando era alcalde de Barcelona -un pacto de gobierno entre socialistas, ERC e IC-V que todavía se mantiene- por considerar que constituyó «un laboratorio de tipo singular para las administraciones locales». El dirigente socialista reiteró sus elogios al «modelo Roca» de división territorial.

BARCELONA. Efe
Actualizado:

Maragall destacó el importante papel que desempeñaron los ayuntamientos durante la Transición para pasar de un modelo de administración «centralizado y autoritario» a otro «transparente y abierto», al tiempo que elogió el «informe Roca» de organización territorial.

Maragall intervino ayer en el ciclo de conferencias «Memoria de la Transición. La reforma de la administración local», organizado por la Universidad de Barcelona, donde el líder socialista evocó su etapa en el Ayuntamiento de Barcelona. En su opinión, los consistorios, y en especial el de Barcelona, fueron un «un laboratorio y un banco de pruebas» para llevar a cabo la transición de las administraciones heredadas de la dictadura franquista.

Explicó, en este sentido, que se pasó de una administración local «basada en las obras y el hormigón a otra dedicada a los servicios y, al mismo tiempo, de una administración centralizada y autoritaria a otra cercana a las personas, descentralizada, abierta, transparente y exigente». Quiso recordar que la democracia heredó del franquismo unas administraciones locales «con una deuda insana» que, en el caso de Barcelona, quintuplicaba su presupuesto anual. «Era una situación imposible», rememoró.

Tras evocar el pasado, el dirigente socialista dio un salto al futuro y calificó como un «gran informe» el trabajo realizado por la comisión de expertos, presidida por Miquel Roca, sobre la organización territorial de Cataluña. «Hemos tardado veinte años en hacerlo, cuando en la época de la República se hizo tan sólo en seis años, pero estoy absolutamente a favor del informe». El líder del PSC destacó la apuesta por la distribución de Cataluña en veguerias y la creación de una región metropolitana para Barcelona, lo que coincide con sus tesis para la descentralización autonómica.

Según Maragall, la Carta Municipal de Barcelona «abre la puerta» a la posibilidad de que se convoquen elecciones para elegir a los presidentes de los distritos, y señaló que en estos comicios se tendría que permitir el voto a los extranjeros extracomunitarios y a los menores de entre 16 y 18 años.