Portada de «El placer de ser mujer»

Los manuales de autoayuda se ponen de moda y arrasan en las librerías

La autoayuda es la última moda editorial, que desde el mejor conocimiento de la naturaleza y la conducta humanas hasta los problemas político-sociales, pasando por la posibilidad de adquirir nuevos conocimientos prácticos, produce centenares de títulos. Estos manuales van dirigidos al consumidor de cualquier edad y capacidad adquisitiva.

BARCELONA. Juan Pedro Yániz
Actualizado:

La hipocondría colectiva al uso ha puesto de moda los manuales de medicina casera para curar las enfermedades infantiles, las quemaduras del sol o las indigestiones.

Juventud lanza al mercado su nueva colección «Materia gris»: «Guía sexual para adolescentes», «El placer de ser mujer», «Mis primeros cien días» y «Qué es la menstruación», a cargo de acreditados especialistas en cada materia. «El hombre y sus símbolos», de Carl G. Jung, es ya una obra clásica en el campo de la interpretación de la simbología humana, que Caralt sigue reeditando con creciente éxito.

Como todo es explicable acompañado de buenos dibujos y grabados explicativos, Molino con amplia experiencia en el sector, acaba de publicar un cuaderno o guía práctica ilustrada a tamaño real, de Ángela Wilkes: «Mi primer libro de fiestas»; que permite preparar una fiesta infantil casera, desde los platos a los disfraces.

Debolsillo desembarca en el campo de la autoayuda con los diversos asuntos explicados a «mi hija/hijo o mis hijos»; hasta la fecha le ha llegado el turno de ser explicados a Auschwitz, el amor, la no violencia y la inmigración. La presentación de esta última obra, en plena fiebre de pateras, encierros y declaraciones desafortunadas, adquirió el relieve de noticia editorial, con asistencia del autor, francoargelino y diputado europeo.

Plaza y Janés ha titulado su colección de autoayuda con la rúbrica de «Mujer tenías que ser», cuando va ligada a la condición femenina. «Tu sexo es tuyo», «No puedo tener hijos» son dos títulos muy significativos. Otra colección, «Autoayuda y superación», tiene títulos como «Decir “no”», sobre el viejo problema de cuál es el momento de decir no a los niños con sus peticiones incesantes y la amenaza de las lágrimas.

Otra colección es «Varios autoayuda», en la que se encuentran títulos como «Mis múltiples personalidades» donde, a partir de un testimonio, se estudia el problema de la compleja formación de la personalidad humana y los traumas infantiles. Zendrera Zariquiey ha lanzado una colección dedicada a los alimentos, en los que destacan títulos sobre «El chocolate», «El pan», y «La repostería árabe», entre otros.

Los manuales de cocina siguen siendo capítulo aparte y no hay editorial grande o pequeña que no tenga el suyo, desde los clásicos de «Carmencita o la buena cocinera», o el de Soledad Ortega, de Alianza; hasta los modernos recetarios de algún cocinero famoso. De nueva cocina o recuperando la ancestral de las abuelas, La cocina comarcal irrumpe con fuerza en el mercado, como en la serie dedicada a las comarcas leridanas, del periodista Enric Rivera; o la dedicada a la cocina marinera, por Noray.

Algo parecido ocurre con los manuales de pesca con caña, en aguas bravas o calmosas, de pesca submarina, deportiva, de arrastre o de altura. Un precursor de altura, en la literaturización de la pesca fluvial, fue Ernest Hemingway con sus relatos por los ríos del Medioeste de los EE UU.