Lolita y Luis Mottola, en un momento del montaje
Lolita y Luis Mottola, en un momento del montaje - DAVID RUANO
TEATRO

Lolita: «Estoy pensando en venir a vivir a Barcelona»

Regresa al Teatro Goya con la comedia romántica «Prefiero que seamos amigos»

BARCELONAActualizado:

Enamoró al público del Teatro Goya con su monólogo de «La Plaça del Diamant» y ahora vuelve al mismo escenario con una comedia romántica en la que está muy bien acompañada por el actor argentino Luis Mottola. «Prefiero que seamos amigos», de Laurent Ruquier, funciona por muchas razones. «Es una comedia de aire fresco; la gente se ríe mucho y Lolita tiene mucho tirón», avanza la directora Tamzin Townsend que está disfrutando del éxito del montaje desde que se estrenó el pasado 26 de abril en La Latina.

Si en la obra de Mercè Rodoreda tenía que contener sus sentimientos y aguantar durante más de una hora sentada en un banco con una mano sobre otra, aquí tiene todo el escenario para explayarse. «Es una obra de noventa minutos y más del setenta y cinco por ciento del tiempo transcurre en la floristería en la que trabaja ella», desvela Townsend.

Es una comedia que habla de la relación entre dos amigos; en un punto de su amistad ella quiere algo más. «Detrás de la acción hay una reflexión sobre las mujeres que tienen cincuenta años y no tienen pareja», puntualiza Townsend.

Todos los que trabajan cerca de Lolita coinciden en que es un todoterreno. De casta le viene al galgo. «Estoy pensando en jubilarme en Barcelona; mi padre me tira mucho y me encanta el mar -declara la primogénita de La Faraona-. Si las cosas se complican espero que me den el pasaporte por ser hija de catalán».

Lolita pide cinco minutos para salir a fumar a la calle. Pero antes nos aclara que ella es del beso, del abrazo: «Las amistades tienen que incluir llamadas de teléfono y abrazos, muchos abrazos». Y en esta vida apasionada que le acompaña desde el mismo día que vio la luz: «Yo ya nací famosa, y fui la niña más fotografiada de aquel año». Se cuela el teatro. «Yo vengo de la música, los músicos somos disciplinados y bandarras. Pero también me encanta el teatro».

Precisamente, su personaje en «Prefiero que seamos amigos» se parece a ella: «Es una mujer clara, abierta, temperamental como yo. A mí se me notan mucho las cosas y a ella también». El próximo 6 de mayo cumplirá sesenta intensos años muy bien llevados: «Trabajo mucho y tengo dos hijos que llenan mi vida».