José María Gay de Liébana, durante su intervención en la COPE
José María Gay de Liébana, durante su intervención en la COPE - ABC

Gay de Liébana: «Nadie prestará dinero a la Generalitat»

El economista, profesor, abogado y tertuliano José María Gay de Liébana asegura ante las huelgas del sector público que «Cataluña decide su gasto social y no Madrid»

BarcelonaActualizado:

El polifacético profesor de Economía, José María Gay de Liébana, ante la pretensión anunciada por parte de la Generalitat de volver a acudir a los mercados para obtener financiación, ha asegurado que «nadie le dejará dinero, máxime con los gestores que hay ahora y que ha habido anteriormente». El economista cree que nadie en los mercados internacionales querrá prestar dinero «porque el riesgo de que no se devuelva es muy elevado, y hay que recordar siempre que las deudas se pagan».

Sobre las huelgas de la última semana de los profesionales del sector de la atención primaria, la sanidad concertada, estudiantes y bomberos, Gay de Liébana ha dicho en el programa «Converses» de COPE Cataluña y Andorra, que son producto de «una mala gestión del dinero público». «Es incomprensible –ha añadido- ver cómo en estos años de recuperación económica, España ha incrementado su deuda pública». Igual de incomprensible, a juicio del economista, resulta «que se celebre un recorte de déficit, es decir, que se pierde menos dinero, cuando lo que se tendría que celebrar es que se gana más dinero», ha explicado.

Gay de Liébana está convencido de que «Cataluña no es una excepción», pero remarca que su principal problema está en que la Generalitat tiene un gasto corriente elevado. Un gasto que, subraya, que «no gestiona Madrid», sino el gobierno de la Generalitat. En 2012 «se decidió recortar en sanidad, educación y protección social», y todo para «intensificar los compromisos de deuda», un extremo que, según Gay de Liébana, «no se está haciendo porque ni se devuelve lo prestado ni los intereses». Lamenta que esta forma de gestión haya derivado en largas horas de espera en la sanidad pública, que a juicio del profesor «es de las mejores de Europa», así como en tasas universitarias «que son las más caras de toda Europa» o que «no cobren» funcionarios públicos como los bomberos.

Alejamiento de empresas

En cuanto a la política española, el profesor asegura que «las contradicciones del gobierno de Sánchez y la amenaza de nuevos impuestos aleja a las empresas y esto lleva al colapso económico». Recuerda que «los países avanzados de la Unión Europea están rebajando tasas impositivas, como el Impuesto de Sociedades … algo que atrae riqueza y más empresas». Gay de Liébana asegura que «en general en España se ha estropeado todo y de ahí que, por ejemplo, no se haya logrado para Barcelona la sede de la Agencia Europea del Medicamento».

Respecto al Brexit, el economista ha dicho que le preocupa la cohesión de Europa porque «en el momento que se realiza la salida de Reino Unido es probable que otros países sigan el mismo camino». Sobre las consecuencias Brexit en la UE, ha utilizado un ejemplo futbolístico: «Es probable que Pep Guardiola y muchos jugadores españoles regresen a España». Gay de Liébana ha pronosticado una caída de los precios inmobiliarios en Reino Unido, así como la devaluación de la libra esterlina frente al euro. Las consecuencias del Brexit para España, se centrarán, según el economista, en el turismo, las exportaciones de productos y las operaciones de grandes empresas con intereses estratégicos en aquel país. En referencia a los británicos que viven aquí, ha señalado que les afectará «en la sanidad y en el encarecimiento del euro respecto a la libra».

Mediocridad de Barcelona

Sobre Barcelona, Gay de Liébana considera que la ciudad está perdiendo fuerza y hasta nota «una cierta mediocridad» que le preocupa, sobre todo, de cara a la atracción de oportunidades como la Agencia Europea del Medicamento, que Barcelona perdió. Para cambiar esta situación, alega que «es necesario un Ayuntamiento que trabaje bien y un gobierno municipal que priorice el potencial».

En cuanto a la situación macroeconómica, Gay de Liébana anticipa un año 2020 que será «difícil por los vencimientos de la deuda mundial y que se retirarán por completo los estímulos expansivos, tanto de la Reserva Federal como del Banco Central Europeo». El profesor cree que «no solo no hemos salido de la crisis, sino que la crisis ha venido para quedarse». La causa principal es el endeudamiento, que «desde hace diez años se ha incrementado en un 60%». Además, «la deuda mundial, incluyendo las entidades financieras, es de 216,7 billones de euros», una deuda que se tendrá que devolver «aunque la gente no es consciente de que se tiene que pagar«. Frente a esa situación, «el crecimiento del PIB también es cada vez más raquítico».