Joan Carles Valero - Letras expectativas

Financiar el futuro

«Hasta ahora, sólo el 26% de los activos gestionados en todo el mundo se rigen por criterios sostenibles»

Joan Carles Valero
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La humanidad nunca había tenido tanta responsabilidad como ahora. Lo que hacemos hoy determinará el futuro en nuestro amenazado planeta. Afortunadamente, ya estamos sensibilizados y tenemos una agenda común gracias a dos pactos internacionales: los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS) impulsados por la ONU y los acuerdos de París para afrontar la emergencia climática.

España es la séptima potencia mundial en emisiones de bonos verdes, pese a ser la decimotercera potencia por PIB. Las carteras de inversiones referenciadas a la sostenibilidad obtienen una rentabilidad diferencial respecto a los índices bursátiles, lo que indica que, además de lograr el propósito de mejorar nuestra casa común, son rentables. Hasta ahora, sólo el 26% de los activos gestionados en todo el mundo se rigen por criterios sostenibles. Nos encontramos en plena transición en el mundo de los negocios, donde ha primado la rentabilidad asociada al riesgo. Ahora, antes de aplicar ese binomio fundamental, se impone pensar en el impacto y propósito de la inversión.

El presidente de BBVA, Carlos Torres, ha subrayado en la inauguración del 38 curso de verano de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) que el sector financiero es el catalizador del cambio, el nudo gordiano de la transición hacia un mundo más sostenible. Una transición que, en el caso español, requerirá de más de 230.000 millones de euros hasta el año 2030. Como el 80% de ese dinero tendrá que ser canalizado por los bancos, que discriminarán las decisiones de las empresas a partir de los criterios de sostenibilidad, Torres no dudó al afirmar que «el futuro de la banca está en financiar precisamente el futuro».

Por eso, el presidente de BBVA, entidad española más activa en este campo, al ocupar la quinta posición mundial en emisiones de bonos verdes, señala que su banco ya incentiva que las empresas y otros agentes económicos tomen sus decisiones de inversión y producción con criterios de sostenibilidad ambiental y social. También se ha comprometido a que todos los productos del banco tengan el año próximo su correspondiente alternativa sostenible, tanto para empresas e instituciones, como para pymes y clientes particulares. Ejemplos son los préstamos coche verde para adquirir vehículos eléctricos o híbridos, o los créditos para la promoción de viviendas de alta eficiencia energética. El futuro ya tiene financiación.

Joan Carles ValeroJoan Carles Valero