Fachada de la Audiencia de Barcelona, donde hoy martes cha comenzado el juicio contra el imán
Fachada de la Audiencia de Barcelona, donde hoy martes cha comenzado el juicio contra el imán - ABC

El imán acusado de violar a un niño en una mezquita de Barcelona dejó rastros de ADN en la ropa de la víctima

El acusado niega en juicio los abusos y dice que la acusación fue el pretexto para echarlo del centro por imigrante ilegal

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Son muchos los indicios que apuntan a que el imán Sajjad M. violó de forma reiterada a un niño de nueve años en una mezquita de Barcelona a la que el pequeño acudía asiduamente a clases de Corán. Hoy martes, en el juicio que ha comenzado en la Audiencia de Barcelona, agentes de la policía científica de los Mossos d’Esquadra han confirmado un dato clave: habían localizado semen del detenido en la ropa del menor.

Los hechos sucedieron entre septiembre y noviembre de 2017 en una mezquita del barrio Gòtico de la capital catalana. Salieron a la luz cuando el menor confesó a su padre que el imán de la mezquita a la que iba casi cada tarde le hacía «cosas feas». Hoy, en el juicio, el padre ha declarado que su hijo le contó que después del culto Sajjad M. le llevaba al baño, le enseñaba pornografía, le obligaba a desnudarse y abusaba sexualmente de él. Después de violarlo, a veces le daba dinero. «Él no quería hacerlo porque después vomitaba, pero le obligaba» ha relatado el padre. «Estaba muy asustado», ha añadido. Después de que el pequeño se lo contase todo, el padre fue con un amigo a ver al imán. Según la versión del progenitor, el acusado reconoció entonces los abusos.

No ha sido así en la sesión del juicio de hoy, donde el supuesto pederasta ha negado haber violado al pequeño. Ha reconocido que lo conocía porque iba al centro, pero ha asegurado que nunca quedó a solas con él. Además, en una declaración en la que ha necesitado de un traductor, ha dicho que las acusaciones solo eran un pretexto para «expulsarlo» de la mezquita por ser inmigrante ilegal.

Durante la instrucción del caso, los investigadores hallaron otras pruebas contra Sajjad M., de 32 años, que permanece en prisión provisional y para quien la Fiscalía reclama 12 años de cárcel. Los médicos forenses encontraron, por ejemplo, quemaduras en las nalgas del niño. Según la versión del menor, se las había hecho el imán con un mechero.

Está previsto que el juicio se retome mañana miércoles con la declaración a puerta cerrada del menor y que el jueves continúe con la práctica de las pruebas periciales y documentales.