Una operación de corazón en una imagen de archivos
Una operación de corazón en una imagen de archivos - ABC
Cirugía pionera

El Hospital de Bellvitge implanta su primer corazón artificial total, el segundo en España

Se trata de un paciente de 30 años que padecía una insuficiencia cardíaca grave (tenía los dos ventrículos afectados) asociada a una hipertensión arterial severa

«La intervención es solo un puente hacia el trasplante, que es el objetivo final», señalan los cirujanos del centro barcelonés

BARCELONAActualizado:

Las expectativas de seguir con vida para aquellos pacientes con insuficiencia cardíaca grave a los que les fallan los dos ventrículos y, además, padecen hipertensión pulmonar son muy pocas. La única alternativa para estos enfermos, que no pueden optar directamente al trasplante por su delicada situación de salud, es encontrar un sistema que les mantenga con vida durante meses y les estabilice hasta la intervención. Son candidatos a lo que se conoce como un corazón artificial completo (un dispositivo de poliuretano que simula los dos ventrículos del corazón) y en España ya son dos los hospitales los que los han implantado a pacientes de estas características.

El primer hospital en colocar un corazón artificial completo fue, en 2007, la Clínica de Navarra. La operación fue un éxito pero el paciente falleció finalmente por las dificultades halladas a la hora de encontar un donante compatible. La otra intervención, la segunda en España, la realizó el pasado día 27 de mayo el Hospital de Bellvitge de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) a un paciente que padecía desde hace tiempo una insuficiencia cardíaca grave (tenía afectados los dos ventrículos) y una hipertensión pulmonar severa, que le condujo a una situación de extrema gravedad.

«Era prioritario estabilizarlo y que sus órganos se recuperaran antes de someterlo a un trasplante de corazón, que es el objetivo final de esta intervención. Esta solución es solo un puente hacia el trasplante, que es el objetivo final», ha explicado esta mañana el jefe de Cirugía Cardíaca del hospital, Albert Miralles, quien, junto al cirujano Daniel Ortiz y el cardiólogo José González, han presentado a los medios la intervención.

«Permanece estable en la UCI»

El paciente, de 30 años de edad, permanece estable en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro, a la espera de que se normalice su hipertensión arterial pulmonar y pueda estar en disposición de recibir un trasplante de corazón en los próximos meses.

Los cirujanos retiraron los dos ventrículos del corazón de este joven, dejando intactas las aurículas, la aorta y la arteria pulmonar, e implantaron las conexiones para el corazón artificial y el nuevo dispositivo, que incluye dos ventrículos que sustituyen a los extirpados. El sistema implantado se conecta mediante dos tubos, que salen del cuerpo del paciente por debajo de las costillas hacia una consola portátil externa. Esta última, genera unos impulsos que se transmiten por un sistema de aire y vacío a los ventrículos artificiales, que activan el mecanismo de bombeo de la sangre.

«Alto grado de especialización»

El cirujano Daniel Ortiz ha explicado que «se trata de una operación compleja que requiere un alto grado de especialización» y ha recordado que el Hospital de Bellvitge tiene una gran experiencia en la implantación de corazones artificiales, que ha culminado ahora con la implantación del «primer corazón artificial completo». El especialista ha recordado que «es inusual que a un paciente le fallen los dos ventrículos; lo más habitual es que hay afectación en el ventrículo izquierdo y se opte a una asistencia ventricular de la zona izquierda», añaden los expertos.

La implantación de corazones artificiales no es muy habitual en España, donde el sistema de trasplantes es público y los pacientes no deben esperar mucho para un trasplante de corazón, pero en otros países, como Estados Unidos, es más frecuente. En ese país, la implantación de asistencias circulatorias en el corazón tienen un resultado positivo para casi el 70 por ciento de las personas intervenidas. «Esa tasa de éxito es importante sobre todo si tenemos en cuenta que para estos pacientes es la única alternativa a la muerte», ha precisado el especialista.

Experiencia en asistencias ventriculares

El Hospital de Bellvitge fue el año 2007 el primero de España en colocar un corazón artificial a una paciente para la que estaba contraindicado el trasplante y, desde entonces, ha implantado un total de 24 asistencias ventriculares mecánicas, el número más alto hecho en España por un solo centro.

En diez de estos casos, el paciente ha recibido más tarde un trasplante de corazón con éxito y, en otros diez casos, el paciente está en su casa con el dispositivo implantado a la espera de ser trasplantado, mientras dos de los enfermos fallecieron.

En otros dos casos la implantación de la asistencia ventricular se ha planteado como definitiva, uno de ellos una mujer que lleva este dispositivo desde el 2015.