Manifestación contra una de las sentencias lingüísticas del TSJC
Manifestación contra una de las sentencias lingüísticas del TSJC - INÉS BAUCELLS

Un grupo de lingüistas reclama que el catalán sea la única lengua oficial en una Cataluña independiente

Cerca de 200 profesores, escritores y académicos denuncian la «ideología del bilingüismo»

BARCELONAActualizado:

Cerca de 200 académicos, profesores universitarios, escritores, docentes y otros profesionales de la lengua han suscrito un manifiesto que reclama que el catalán tenga estatus de «lengua territorial» en una hipotética Cataluña independiente y alertan de lo que señalan como «idelogía del bilingüismo», a la que achacan la «práctica de la subordinación sistemática y garantizada del uso del catalán al uso del castellano».

Justo cuando partidos como ERC ya han dado por hecho que el castellano sería lengua cooficial en una Cataluña independiente y se ha utilizado esta máxima para atraer al soberanismo a ciudadanos tradicionalmente alejados de catalanismo, caso de la plataforma Súmate, el manifiesto, impulsado por el Grupo Koiné, reclama que el catalán sea la «lengua vertebradora e integradora» de una sociedad formada por gente de orígenes diversos.

En el texto, que esta tarde se leerá en el paraninfo de la Universidad de Barcelona, se asegura que en «Cataluña, la lengua de la inmigración (pero sólo la española) toma a todos los efectos el rol de lengua por defecto» y denuncia que «la ideología bilingüista» no es más que una forma de «encubrir y legitimar la subordinación de una lengua a otra». Es por eso que califican de «espejismo» lo que llaman «bilingüsmo social» y abogan por «una toma de conciencia del problema social que constituye para la sociedad catalana la descomposición lingüística creada por la dominación española, una conciencia que ahora no existe en la mayoría de los ciudadanos y en muchos dirigentes políticos».

Otro punto del manifiesto alude a la necesidad de crear «un amplio movimiento ciudadano para la normalización lingüística» con el máximo de personas «con una conducta superadora de la subordinación lingüística».

Asimismo, solicitan que en el «proceso constituyente» se articule «la lengua catalana como eje integrador de nuestra ciudadanía en un marco de asunción pública del multilingüismo como riqueza individual y social, con todas las medidas necesarias para garantizar que todo el mundo se sienta reconocido e incluido en la construcción de un país normal, también en lo referente a la lengua».

Entre los firmantes destacan varios Premis d'Honor de les Lletres Catalanes como Jaume Cabré, Josep Massot, Joan Francesc Mira o Maria Antònia Oliver, así como académicos del Institut d'Estudis Catalans, profesores universitarios, escritores como Maria Barbal, Narcís Comadira, Bel Olid o Vicenç Villatoro.