Imagen del patio central de la cárcel Modelo de Barcelona, centro que la Generalitat prevé trasladar fuera de la ciudad. Elena Carreras

Los funcionarios de prisiones irán a la huelga si no hay un cambio de gestión en Justicia

Si el 5 de septiembre los funcionarios de prisiones no arrancan un compromiso serio de la Generalitat, como las 400 plazas de incremento en personal, los sindicatos convocarán movilizaciones entre las que no se descarta la huelga. Por su parte, desde Justicia no se dio ayer crédito al anuncio realizado de forma unilateral por CC.OO. y tacharon el clima de diálogo de «correcto».

E. BARRERA
Actualizado:

BARCELONA. A dos semanas de la reunión que debe sentar a la mesa de negociaciones a los funcionarios de prisiones y el Departamento de Justicia, el sindicato CC.OO. lanzó ayer una advertencia a la Generalitat en forma de amenaza de huelga si no se produce un «cambio de rumbo» en el diálogo que mantienen ambas partes y que está encaminado al incremento de plantilla y dotar de mayores infraestructuras penitenciarias, entre otros aspectos. Desde el sindicato no se escatimaron críticas a la labor de la Generalitat, que ostenta las competencias en materia de prisiones desde 1984, acusaciones que se acompañaron de calificativos como «política de improvisación», «actitudes antisindicales» o «gestión endogámica».

Proporción de quince a cinco

El panorama de las cárceles presentado por CC.OO. muestra que desde 1999, el incremento de presos ha sido del 15 por ciento -hasta llegar a los 6.837 internos a 31 de julio de 2002-, con previsiones de superar los 10.000 presos en 2007, mientras que el número de funcionarios de prisiones -actualmente situado en los 2.950- ha crecido en un cinco por ciento -con 135 personas-. Por ello, se dan ejemplos como el de una galería de la cárcel Modelo de Barcelona en la que por cada 300 ó 400 internos hay un total de cuatro funcionarios de vigilancia, un educador, un jurista, un psicólogo, un jurista, un funcionario de control de cabinas, un maestro y un médico, según explicó el representante de la sección de prisiones de CC.OO. de Cataluña, Xavier Navarro.

La propuesta base que los sindicatos llevarán a la próxima reunión del 5 de septiembre comprende un incremento de la plantilla cifrado en 400 personas, como «mínimo» para garantizar la seguridad -la Generalitat ofrece de momento 175-, además de una dotación de infraestructuras que no pase por la construcción de macrocentros. Además, se incluirá la petición de potenciar las medidas alternativas, un cambio en el rumbo de gestión, «para evitar que después de 16 años sigan los mismos» y una modificación del reglamento penitenciario, entre otras.

Por su parte, fuentes del sindicato mayoritario de prisiones, Catac, aseguraron que mantendrán el carácter de sus movilizaciones llevadas a cabo hasta el momento para exigir una modificación de la política penitenciaria y darán respaldo a una hipotética huelga si ni se da este cambio y si «los compañeros de viaje mantienen una actitud seria y de compromiso».