Fernández avisa a Trias: o entra en el gobierno o hará oposición
Alberto Fernández y el alcalde Trias charlan durante un pleno municipal - ABC

Fernández avisa a Trias: o entra en el gobierno o hará oposición

El alcalde ve «lógica» la aspiración del PP y muestra su disposición a negociar a la vuelta de Navidad

BARCELONA Actualizado:

O se está dentro, o se está fuera. El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, tiene claro que, o bien entra a formar parte del gobierno de la ciudad junto al alcalde Xaveir Trias, o bien pasa a ejercer una oposición implacable. La tesis de Fernández ya era conocida, pero el resultado de las elecciones del pasado domingo la ha reforzado más si cabe.

Lo expresó con claridad el lunes la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho: el PP no necesita a CiU en el Congreso, pero los nacionalistas sí necesitan a los populares en el Parlament. Le faltó añadir que también son necesarios en el Ayuntamiento de la ciudad. No hizo falta. La percepción de que el gobierno a dos en la capital catalana es sólo cuestión de semanas ya ha cuajado.

«Ni carne ni pescado»

Sólo la posibilidad de que el PP hubiese ganado las generales por mayoría simple —lo que le hubiese obligado a contar con CiU en el Congreso— hubiese podido modificar el escenario barcelonés. Trias sigue siendo tan dependiente de Fernández como antes de los comicios, pero además no cuenta ya con ninguna palanca negociadora. El resultado del PPC en Barcelona, donde su avance no fue tan fuerte como se esperaba, tampoco modifica las cosas, sí acaso el hecho de que la ciudad, hasta ahora territorio del PSC, tampoco ha dado paso a un bipartidismo.

«MC»Por si alguien tenía alguna duda, Alberto Fernández insistió ayer en sus intenciones: «En política gobiernas o estás en la oposición. Lo que no puede ser es hacer un día de gobierno y un día de oposición; no acabas siendo ni carne ni pescado, y esto la gente no lo entiende». Como explicó ayer, Fernández no piensa repetir la estrategia de Jordi Portabella (ERC) en el pasado mandato, que estando fuera del gobierno facilitaba la acción municipal y presumía de su condición de socio preferente. En las municipales de mayo Portabella perdió dos de sus cuatro ediles tras su alianza electoral con Joan Laporta.

La hora de la verdad llegará pasado Reyes —«un antes y un después»—, una vez concluya la negociación de los presupuestos, que avanza a buen ritmo entre CiU y PP. La entrada del PP en el Ayuntamiento, sin embargo, no será sólo cuestión de nombres, ya que, como advirtió Fernández, de lo que se trata es de que en el Consistorio se refleje el verdadero cambio político e «ideológico» que surgió de las elecciones locales. Junto al jefe de filas del PP, su portavoz municipal, Àngels Esteller, elegida diputada en el Congreso y que ejercerá de «puente político» entre las Cortes y el Ayuntamiento.

Trias: «Ya veremos»

En respuesta a las declaraciones de Fernández, el alcalde Trias consideró ayer que es «lógico» que el líder del PP aspire a que los populares entren en el Gobierno municipal porque han tomado la decisión de apoyar los Presupuestos: «Me parece lógico que tenga las ideas muy claras». «Ya veremos», continuó al preguntársele en rueda de prensa sobre la posibilidad, y reiteró su agradecimiento por el apoyo del PP a los Presupuestos del 2012.

Para Trias, disponen de tiempo largo para pensar, hablar y discutir desde el respeto, y afirmó que el 10 de enero, fecha que ha fijado Fernández para desvelar si entrarán en el gobierno, hablarán con tranquilidad, informa Ep. «No me lo tomaré a la tremenda», aseguró el alcalde. Con todo, al preguntársele si ya trabaja en un nuevo organigrama para dar cabida a algún edil del PP en el Gobierno municipal, aseguró que no.