Fallece Manuel de Solà-Morales, arquitecto impulsor de la Barcelona moderna
Manuel de Solà-Morales - ABC

Fallece Manuel de Solà-Morales, arquitecto impulsor de la Barcelona moderna

Fue especialmente influyente durante los cambios urbanístico de la capital catalana con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992

efe
barcelona Actualizado:

El arquitecto y urbanista Manuel de Solà-Morales, un reconocido defensor de la calidad arquitectónica en el espacio público, ha fallecido hoy en Barcelona a los 73 años de edad, ha informado la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, de la que era catedrático emérito.

Autor de numerosos proyectos durante su dilatada carrera, Solà-Morales fue especialmente influyente durante los cambios urbanístico de Barcelona con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992, especialmente por sus ideas para transformar el frente marítimo, que llevó a la práctica en la remodelación del Moll de la Fusta.

Otras obras suyas conocidas son el centro comercial y de oficinas Illa Diagonal de Barcelona, que proyectó junto a Rafael Moneo, y el barrio residencial de "La Sang", en el centro histórico de Alcoy (Alicante). También proyectó la construcción de nuevos espacios y de vivienda pública en Sant Andreu (Barcelona) y en las áreas de Torressana de Terrassa (Barcelona) y El Carme de Reus (Tarragona).

Reconocimiento internacional

Sus proyectos se extendieron por numerosas ciudades europeas, entre ellas Berlín, Rotterdam, Nápoles, Salónica o Génova. Llevó a cabo la transformación del área portuaria de Saint-Nazare (Francia), la plaza y la estación de Lovaina (Bélgica), el espacio público "Winschoterkade" en Groningen (Holanda) y el Paseo Atlántico de Oporto (Portugal)

Igualmente proyectó la renovación del centro de Arnhem (Holanda), el paseo marítimo de Scheveningen, en La Haya (Holanda), y la reforma del área central "Operaplein", en Amberes (Bélgica).

Nacido en Vitoria en 1939, Manuel de Solà-Morales i Rubió fue discípulo de Ludovico Quaroni, en Roma, y de Josep Lluis Sert, en Harvard. En 1968 fundó y dirigió el Laboratorio de Urbanismo de Barcelona, grupo investigador de la morfología urbana.

Entre 1983 y 1993 fue director del Departamento de Urbanismo y Ordenación del Territorio, dirigió la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona entre 1994 y 1997, y en 2003 ingresó como miembro de la Academie Française de l'Architecture.