Duran expresa al Gobierno búlgaro el deseo de cooperación de la Generalitat

En su último día de visita oficial a Bulgaria, el conseller de Gobernación de la Generalitat, Josep Duran Lleida, se reunió con el presidente de la República, Petar Stoyanov, quien, mientras le estrechaba la mano, recordaba que ya se habían visto en España -hace cinco años- «cuando yo no era ni siquiera candidato a presidente, sino sólo uno de los trescandidatos a las primarias».

SOFÍA. Rafael Alvarado, corresponsal
Actualizado:

El jefe de Estado búlgaro señaló que «me alegra profundamente que las relaciones entre Bulgaria y España hayan alcanzado un nivel excelente, y a ello ha aportado la muy buena labor de su Embajador. Sé que él es catalán y sé también que trabajó mucho para intensificar las relaciones con Cataluña. Nosotros conocemos las posibilidades que tenéis en el sector industrial y cultural», agregó el presidente Stoyanov.

En referencia a su encuentro con Petar Stoyanov, Duran señaló que «resultó muy positivo desde el punto de vista personal», pero recalcó que «fue también positiva en términos políticos, ya que el presidente valora la actitud y las buenas relaciones que Bulgaria mantiene con España, y valora también el deseo de la Generalitat para que, en ese contexto, se pueda fomentar también la cooperación política entre nuestro Gobierno y el Gobierno búlgaro».

Uno de los temas abordados durante esta entrevista fue la aspiración irrevocable de Bulgaria de reincorporarse, ahora como miembro de pleno derecho, a la gran familia europea. Duran tuvo palabras de aliento a ese gran objetivo señalando que «hago una valoración positiva de los resultados de esos procesos de transformación política y económica, del grado de aceptación del acerbo comunitario a la legislación búlgara» y confirmó que «Bulgaria está en el camino correcto, pero no sin sacrificios por parte de la población».

A la pregunta de ABC si durante la entrevista con Stoyanov se había hecho alguna referencia a la propuesta de Declaración de Intenciones que el conseller entregó a la ministra de Exteriores, Nadezhda Mijailova -tal como informamos ayer-, Duran explicó que «no se trató tanto el aspecto formal del documento, pero sí su contenido, la voluntad de cooperación».

Duran afirmó que «en España comprendemos y valoramos mucho los esfuerzos del Gobierno búlgaro», en especial después de las casi cinco décadas de ese triste período de la historia más reciente que supuso para Bulgaria «la lacra enorme del comunismo y las graves consecuencias en el terreno de las libertades, en el terreno social y en el terreno de los valores».

Los comentarios generalizados han sido que la presencia de Duran al frente de una delegación de dieciséis empresas catalanas han originado una nueva confianza en el futuro.