En Tom y Jerry aparece mucho la violencia y la venganza, según el estudio
En Tom y Jerry aparece mucho la violencia y la venganza, según el estudio - ABC
SERIES INFANTILES

Doraemon fomenta el bullying y Tom y Jerry la violencia

Un estudio del Colegio de Pedagogos de Cataluña revela que siete de cada diez niños ven la televisión entre las 19.00 y las 21.00 horas, lo que incluye la hora de la cena

BARCELONAActualizado:

Algunas de las series televisivas más vistas por los niños no fomentan valores positivos para su educación y formación. Doraemon, una de las de mayor éxito entre los escolares, fomenta el "bullying hacia Nobita, el personaje central y más débil de la serie"; el protagonista de Shin Shan "muestra obsesión por la sexualidad", y en Tom y Jerry "siempre se resuelven conflictos a través de la violencia y la venganza". Éstas son algunas de la conclusiones que se desprenden del estudio "Series Infantiles. Una aproximación de análisis pedagógica", realizado por el Colegio de Pedagogos de Cataluña y presentado ayer en Barcelona.

En el informe, basado en las preguntas realizadas a las familias, los profesores y a los propios niños, se destacan la influencia negativa de algunas series como Monster High, Bola de Drac o los Simpson, entre otras. Según los expertos, la serie Monster High fomenta la "hipersexualización, hecho que puede comportar que las preadolescentes se fijen en la parte estética de la figura femenina de la serie, volviéndose más individualistas".

Además, hace que las jóvenes "se obsesionen con la estética" y "sean más superficiales". De Bola de Drac destaca que "transmite el culto al cuerpo con la consiguiente problemática que en los adolescentes, sobre todo en el caso de los chicos, puede provocar la vigorexia" y de los Simpson, más dirigida a un público adulto, los expertos señalan como positivo "que puede ayudar a reflexionar a los adultos que la ven" pero en el caso de los niños les puede llevar "a imitar actitudes de los personajes que tienen que ver con la poca predisposición y la falta de esfuerzo en diferentes momentos de la vida cotidiana".

Aprobado para la Patrulla Canina, Pocoyó y la Abeja Maya

Por contra, el estudio del Colegio de Pedagogos de Cataluña valora como positivas series como Caillou, porque transmite buenos valores familiares como el de colaborar en las tareas domésticas; Pocoyó o Xai Shaun y la Abeja Maya, porque "en la mayoría de las situaciones que viven los personajes aparecen valores educativos y se promueve la motivación y la confianza". Destaca igualmente como positiva una de las que tiene más éxito entre los menores, la Patrulla Canina, ya que fomenta la colaboración, la amistad y el compañerismo. En el caso de Peppa Pig considera positivo el hecho de que "los personajes viven situaciones vivenciales y reales", lo que hace que los niños se sientan más motivados a ver la serie.

El informe analiza, asimismo, cuánta televisión consumen los niños y en qué franja horaria lo hacen. Las conclusiones son contundentes: nueve de cada diez padres encuestados afirma que sus hijos ven series infantiles cada tarde-noche y en un 73 por ciento de los casos lo hacen entre las 19.00 horas y las 21.00 horas, incluyendo la hora de la cena, práctica desaconsejada por los expertos en nutrición. En cuanto a tiempo de exposición, el 82 por ciento de las familias entrevistadas asegura que su hijo dedica menos de dos horas a mirar las series infantiles.

En cuanto a las series más vistas y demandadas. la más demandada es la Patrulla Canina. Sin embargo, la mayoría de niños entrevistados dicen ver Tom y Jerry y Doraemon.

Problemas para relacionarse y de aprendizaje

"Tras valorar el cuestionario de los profesores, se ha visto que los alumnos que imitan actitudes de los personajes de las series infantiles que miran tienen más dificultad para relacionarse con sus compañeros y maestros", indican los autores del estudio. En concreto, muestran esta dificultad un 48 por ciento, mientras que un porcentaje muy menor muestra problemas de aprendizaje.