Los Mossos trasladan al hombre detenido por asesinar a su expareja
Los Mossos trasladan al hombre detenido por asesinar a su expareja - Efe

El detenido por matar a su expareja en Terrassa confiesa que la mató y enterró el cadáver en el patio

La desaparición de Borràs, de 49 años, fue denunciada en agosto de 2018 por el ahora autor confeso del crimen

Barcelona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En agosto de 2018 fue él quien denunció que su pareja había desaparecido. Ahora, diez meses después, tras ser detenido y hallarse el cadáver, el homicida ha confesado que fue él quien mató a Mònica Borràs y enterró su cuerpo en el patio de la casa de la calle Volta de Terrassa (Barcelona) en la que vivían juntos.

Tras el arresto de este individuo el miércoles, los Mossos d’Esquadra localizaron en el patio de la vivienda el cadáver de una mujer. A falta de que se practique la autopsia, los investigadores dan por hecho de que se trata del cadáver de Mònica Borràs, según explicaron a ABC fuentes policiales.

El miércoles, durante el rastreo policial de la vivienda, el hombre, presente en el registro, se mantuvo el silencio. Solo confesó el crimen horas después, cuando los agentes localizaron el cadáver de su exmujer enterrado en el patio de la casa y sepultado bajo una gran cantidad de materiales de construcción, en una especie de almacén, según las misma fuentes. Para dar con el cuerpo, los agentes contaron con la ayuda de un georradar. El hombre no tenía antecedentes por violencia machista, según ha informado este jueves el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Se desconoce, por el momento, qué tipo de relación mantenían el detenido y la víctima en el momento en que cometió el crimen. Es decir, si eran todavía pareja o ya habían dejado la relación. Lo único claro es que vivían juntos y que, según los investigadores, Mònica Borràs no llegó a salir nunca de casa aquel día de agosto de 2018 en que el hombre ahora detenido denunció su desaparición.

Levantamiento del cadáver

La investigación la dirige el Juzgado número 1 de Violencia Machista de Terrassa que mantiene en secreto sus actuaciones. Hoy jueves, dos forenses especializados en el tratamiento de huesos han dedicado horas a recuperar los restos de la víctima para proteger su integridad y poder practicar la autopsia, fundamental para esclarecer las circunstancias de la muerte. A última hora de la tarde se ha procedido al levantamiento del cadáver, que ha sido traslado en un coche fúnebre a dependencias médicas con el fin de practicar la autopsia.

El autor confeso del crimen ha estado presente en todo momento durante los trabajos para exhumar el cadáver. Cuando los forenses han levantado el cuerpo, los Mossos han trasladado al detenido a una comisaría, y en la próximas horas pasará a disposición del juzgado que investiga el crimen.

En el caso de que la Delegación de Gobierno para la Violencia de Género confirme que se trata de violencia machista, Mònica Borràs sería la vigésimo sexta víctima en lo que va de año, y la 1.001 desde 2003, año desde el que existen estadísticas oficiales.