Desmantelan una red internacional dedicadaa la estafa a gran escala

La Guardia Civil ha desmantelado una red internacional dedicada a la estafa a gran escala tras la detención de seis ciudadanos yugoslavos que operaban en varios países. Los delincuentes, que llegaron a apoderarse de dos esmeraldas valoradas en 500 millones, ofrecían sustanciosas comisiones como pago por servicios de blanqueo de capitales.

BARCELONA. ABC
Actualizado:

La denominada operación «German» fueron detenidas seis personas de origen yugoslavo buscadas internacionalmente, así como joyas de oro con incrustaciones de piedras preciosas pendientes de tasar, dos esmeraldad de gran tamaño, cuatro lingotes de 50 gramos de oro de 24 quilates, 110.000 dólares, 27 millones de pesetas, otros 20 millones de pesetas en liras italianas, así como diversa documentación.

Las investigaciones comenzaron en septiembre de 2000 cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de una posible operación de blanqueo de dinero en la que estaba implicada una persona de nacionalidad italiana conocida como Mario pero que utilizaba diversas identidades y que estaba al frente de un clan familiar de origen yugoslavo. Los agentes descubrieron que Mario y otro miembro del grupo tenían numerosos antecedentes policiales y judiciales por estafa y falsificación de dinero en Alemania, Italia, Portugal y Austria. La banda cometió varios fraudes, entre ellos el cambio de billetes de cien marcos alemanos falsos por su supuesto valor en pesetas, lo que les reportó unos 43 millones de pesetas.

En Barcelona, la banda se apropió de dos esmeraldas valoradas en 500 millones, muestra de un posterior envío de piedras preciosas procedentes de Dubai. Los delincuentes convencieron a los tratantes de joyas de que, si les dejaban las piezas para su tasación, posteriormente se produciría el pago en una cuenta de Suiza como una operación de blanqueo de dinero. La red ofrecía una sustanciosas comisión como pago por servicios de blanqueo de capitales.

Una vez identificados los miembros de la organización, fueron reconocidos por personal de varias entidades bancarias de Sitges (Barcelona) como responsables de hacer pasar dracmas griegos por rublos de Bielorusia, con lo que obtuvieron un cambio no real.

CUENTAS Y CAJAS DE SEGURIDAD

Los delincuentes abrieron cuentas corrientes en diversas entidades de crédito, donde recibieron transferencias por valor de 30 milones de pesetas. También alquilaron cajas de seguridad y creaban sociedades pantalla para realizar sus operaciones. En el arresto de uno de los responsables de la red fue hallado en el interior de su vehículo una maleta que contenía 15 paquetes con 1,5 millones de marcos alemanes falsos. La operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones.