La Generalitat atribuye el déficit catalán a los impagos del Estado

El ejecutivo que lidera Artur Mas reclama de nuevo el pacto fiscal para gestionar todos los ingresos

barcelona Actualizado:

El portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, ha atribuido el déficit catalán, que el Gobierno acaba de fijar en un 3,72% (7.541 millones de euros) al impago del dinero que el Estado debe a Cataluña. "Los 759 millones que contempla el Estatuto y que el Estado no nos ha pagado, más los 1.450 millones del fondo de competitividad pendientes, suponen el 1,1% del PIB. Si se resta esa cifra al 3,72% que según el Gobierno, tenemos de déficit, estaríamos en un 2,6%, es decir, dentro de las previsiones", ha dicho Homs, quien ha puesto estos impagos como ejemplo de la necesidad de lograr un pacto fiscal que permita a Cataluña gestionar todos los impuestos. "Quien cobra, manda y eso es más importante que la cuota de solidaridad que se tenga que pagar". Ha recordado que en el País Vasco y Navarra gobiernan PP y PSOE defendiendo el concierto económico sin fisuras.

Homs ha asegurado que el ejecutivo autonómico "ha cumplido" con su objetivo de reducción del gasto "Nosotros hemos reducido el gasto en un 10%, es la primera vez que pasa. En 2009 y 2010, cuando gobernaba el tripartito, no se hizo". Precisamente hoy, la Generalitat ha ejecutado la reducción salarial del 3% a los funcionarios públicos.

Contrato de Rodalies

Por su parte, el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, ha presentado un nuevo contrato de Rodalies que exige la reforma previa de la ley ferroviaria estatal para que la Generalitat pueda escoger operador, aunque ha admitido que "ahora dependemos obligatoriamente de Renfe". Ha recordado que la red de cercanías y regional fueron traspasadas en 2009 con la oposición de CiU, ya que se hizo sin la dotación presupuestaria adecuada. Se acordó que el Estado invertiría 4.000 millones en la mejora de la red hasta 2014, algo que se ha incumplido, sólo se ha ejecutado el 4% de la obra prevista. El material móvil, según Recoder, es muy antiguo -algunos convoyes tienen más de 30 años-

Si el Estado modifica esa ley, la Generalitat aplicaría este contrato de servicio de Rodalies para mejorar la calidad, la puntualidad. Introduce sanciones y claúsulas de revocación de contratos en caso de incumplimiento. De esta forma, "marcaremos de cerca al operador y podremos rescatar líneas para ponerlas en manos de otros operadores en caso de incumplimiento" ha explicado Recoder, quien ha añadido que "ahora lo hacemos con Renfe porque actualmente no hay ninguna otra empresa que pueda asumir esta red, pero a medio plazo, la Generalitat quiere abrir el servicio a otras compañías.

El Consell Executiu también ha aprobado la modificación de la Ley de Educación de Cataluña para considerar el profesorado como autoridad pública. Asimismo, la Generalitat ha decidido presentar un recurso contra el Tribunal Constitucional sobre la decisión tomada por el anterior Gobierno socialista en octubre de 2011 de regular por decreto la gestión del fondo de carbono, una competencia de la Generalitat