Imagen del centro IES El Palau de Sant Andreu de la Barca - INÉS BAUCELLS | Vídeo: El PP ve 134 casos de "adoctrinamiento" en escuelas catalanas desde el mes de septiembre EP

Los profesores investigados por señalar a hijos de guardias civiles piden el traslado

Solo uno de los docentes del IES El Palau quiere seguir en el centro tras la polémica por los debates que se organizaron después del 1-O

Según ha podido saber ABC, hasta una treintena de docentes podrían haber pedido no seguir en el instituto

BARCELONAActualizado:

Solo uno de los nueve docentes denunciados por la Fiscalía por «señalar» a hijos de guardias civiles en el IES El Palau de la localidad barcelonesa de Sant Andreu de la Barca quiere seguir dando clases en ese mismo centro. El resto, ha solicitado formalmente el traslado a otros centros de secundaria vecinos. Según ha podido saber ABC el éxodo afectaría también a otros profesores, alrededor de una treintena, que pese a no ser investigados quieren «evitar el ambiente enrarecido del centro».

Portavoces del departamento de Enseñanza consultados por este diario aseguran que «todos los profesores tienen derecho a solicitar el cambio de centro». No quisieron, sin embargo, valorar el alto número de profesionales que han optado por esta opción en el IES de Sant Andreu. El centro está en el centro de la polémica desde hace meses después de que varios de sus docentes fueran denunciados por la Fiscalía por «señalar» a los hijos de guardias civiles que estudian en el centro tras el referéndum ilegal del 1-O quiere seguir en el instituto público.

Según ha podido saber ABC, algunos docentes que han decidido abandonar el instituto y que no han sido señalados por la Fiscalía lo han hecho al entender que «el clima de tensión de este curso no se normalizará el que viene». Parte de los profesores investigados han solicitado ir a otro centro alegando «problemas psicológicos» y otros están aún de baja.

La Fiscalía de Delitos de Odio denunció a nueve docentes de ese instituto en el que estudian muchos hijos de agentes de la benemérita que residen en un cuartel cercano. En el centro nunca se habían producido problemas de este tipo, sin embargo, la celebración de la consulta independentista de octubre enrareció el ambiente.

«Animales y perros rabiosos»

Según varios medios catalanes, en las aulas del centro se realizaron varios comentarios y acusaciones que tildaban a los agentes de la Guardia Civil de «animales», «bestias que solo saben dar palos», «perros rabiosos» y «salvajes».

La directora de los servicios territoriales de Enseñanza de la Generalitat del Baix Llobregat, Núria Vallduriola, atiende a los medios después de que seis profesores del IES El Palau comparecieran ante la Fiscalía
La directora de los servicios territoriales de Enseñanza de la Generalitat del Baix Llobregat, Núria Vallduriola, atiende a los medios después de que seis profesores del IES El Palau comparecieran ante la Fiscalía - EFE

Según el Ministerio Público, los docentes obligaron a los hijos de los guardias civiles a levantar la mano para señalarles, lo que provocó que algunos de ellos rompieran a llorar y sus padres les tuvieran que ir a buscar a escuela. El caso despertó la solidaridad de sus compañeros de clase, que legaron a protestar ante las puertas de un centro que lleva meses en el centro de las polémicas por presunto adoctrinamiento en las aulas catalanas.

Archivada

Sin embargo, la versión de la Fiscalía es negada con rotundidad por los profesores acusados y por el propio centro, que apuntan que el debate surgió de los propios alumnos. Asimismo, el pasado mes de mayo, un juzgado de Martorell (Barcelona) archivó la causa contra cinco de los nueve profesores del instituto denunciados por supuestamente haber «humillado» a hijos de guardias civiles tras las cargas policiales en el operativo contra el referéndum del 1-O.

Según adelantó ABC, uno de los jueces que investiga las supuestas humillaciones de profesores a alumnos hijos de guardias civiles ha citado a declarar a cuatro presuntas víctimas. Tres son menores y el otro tiene ya 18 años. Tres de ellos declararán en septiembre y el cuarto lo hará en octubre. En las comparecencias estarán presentes el juez de instrucción número 7 de Martorell (Barcelona), las partes personadas en el caso y lospsicólogos del equipo de asesoramiento técnica penal.