Mossos d'Esquadra durante la reconstruccion del doble crimen del pantano de Susqueda
Mossos d'Esquadra durante la reconstruccion del doble crimen del pantano de Susqueda - EFE

La confesión del presunto asesino de Susqueda a su compañero de celda le lleva de nuevo ante el juez

La defensa de Jordi Magentí acusa al juez de diseñar una acusación como «un traje a medida» para incriminar al principal sospechoso de la muerte de Marc y Paula en el pantano de Susqueda (Gerona)

BARCELONAActualizado:

El abogado de la acusación particular del crimen del pantano de Susqueda pedirá al juez que cite a declarar al presunto autor del doble asesinato para preguntarle por la conversación que supuestamente tuvo con un compañero de celda en la que le explicaba que su hijo fue el asesino de Marc y Paula en un caso que conmocionó Cataluña el verano pasado.

Según Jordi Magentí, considerado en estos momentos el principal sospechoso del caso, el responsable de la muerte de la pareja del pantano fue su hijo, mientras que él se limitó a encubrir el crimen y esconder los cuerpos en un pantano de la provincia de Gerona. Al menos esa es la versión de los hechos que explicó a la Policía un excompañero de celda del acusado.

Paralelamente, el abogado de la acusación se suma al ministerio público y ha pedido que el presunto autor del doble crimen siga en prisión provisional al considerar que existe riesgo de destrucción de pruebas como el arma del crimen o una mochila y los dos teléfonos móviles de las víctimas.

Por su pare, la defensa del presunto autor ha pedido este martes en la vista la libertad provisional por falta de pruebas contra el sospechoso, en prisión preventiva desde que fue detenido a finales de febrero. Sin embargo, el fiscal del caso, Víctor Pillado, se ha opuesto a la solicitud de la defensa, señalando que nadie que no sea el investigado pudo terminar con la vida de los dos jóvenes porque no había nadie más en el pantano.

A su vez, el abogado del presunto asesino -condenado hace décadas por asesinar a su mujer- ha alegado que la investigación no ha logrado determinar el arma del crimen ni el móvil del doble asesinato del pasado agosto. «No existe ninguna relación previa entre las víctimas y el investigado, y nadie los vio juntos y no hay ninguna prueba que acredite que estuvieron juntos», argumentó la defensa del acusado. Además, el abogado de Magentí ha afirmado que el juez instructor del caso se limita a realizar una concatenación de una serie de conjeturas para fabricar «una especie de traje a medida» para incriminar al presunto autor de los asesinatos.