Cocina del Vall d'Hebron - - ABC

La cocina de un hospital de referencia en Barcelona, entre excrementos y cucarachas

Las instalaciones del Vall d'Hebron presentan «carencias importantes», según denuncia el CSIF

Actualizado:

El sindicato CSIF, el más representativo en las administraciones públicas, pone ahora el foco en el servicio de cocina del Vall d’Hebron, uno de los centros más presentes en los rankings internacionales por su calidad asistencial y sus publicaciones científicas.

La central denuncia «carencias importantes en las instalaciones de cocina del centro que ponen en riesgo la salud de los pacientes y los profesionales». Alcantarillas que se embozan y expulsan defecaciones provenientes de los baños (por normativa no pueden estar en el mismo edificio que los pacientes), cucarachas paseando entre las baldosas, mobiliario oxidado junto a los alimentos... son algunas de las situaciones que, según el sindicato, se dan en la cocina de este hospital, referente en muchas especialidades, entre ellas la oncología. Otra de las consecuencias de los recortes es, según denuncia Carmen Martínez, portavoz del sindicato en el hospital, «la falta de enseres en la cocina», lo que «obliga a utilizar el mismo utensilio para realizar diferentes elaboraciones y se almacenen diferentes tipos de alimentos en el mismo refrigerador, con el consecuente peligro de contaminaciones cruzadas».