ABC  Mercé Rodoreda

El Club dels Novel.listes cumple su primer medio siglo de lucha

Actualizado:

JUAN PEDRO YÁNIZ

BARCELONA. Un poco a la chita callando, ha pasado el 50 aniversario de la fundación de «El Club dels Novel.listes» por Xavier Benguerel y Joan Sales en 1955. En los catálogos de la entidad se encuentran los grandes nombres de la literatura catalana contemporánea, a parte de los dos citados se encuentran nombres como Rodoreda, Villalonga y muchos otros. La viuda de Sales, Nuria Folch, llegó a un acuerdo con Columna, lo que hizo que años más tarde el famoso Club entrara en la órbita de Planeta. Últimamente, un acuerdo con E-1984 ha permitido reflotar la editora. Las traducciones fueron otra de las procedencias de títulos famosos que prestigiaron a la editorial: «Los hermanos Kamarazov», de Dostoievsky; «Cristo de nuevo crucificado», de Kazantzaki; «Incerta gloria», la mejor novela catalana de la guerra y la postguerra, de Sales; «El gatopardo», de Lampedusa; son algunos de los títulos que han prestigiado la colección que tuvo que avanzar, en losw tiempos difíciles, con medios auténticamente artesanales. «K. L. Reich», de Joaquín Amat Piniella; «Tino Costa» de Sebastián Juan Arbó o «No ho sap ningú» de Rubió Tudurí son otras novelas notables de la colección. Mucha literatura experimental o primeriza entró por esta puerta, tiempo después sus autores se inmortalizaron. En la etapa de colaboración con Columna no se desdeñaron grandes traducciones como la de «Los miserables», de Victor Hugo.

La historia de la colección está tan repleta de graves problemas, unos inevitables como la censura y los achaques económicos y otros que pueden parecer fútiles derivados de la personalidad quisquillosa de alguno de los integrantes de la aventura editorial.

La Rodoreda aportó «Mirall trencat» y «La plaça del Diamant». El depósito de libros de la casa editora, en algún momento, fue la farmacia de Benguerel. Medios artesanales en aquella extraordinaria aventura, pero la fuerza de voluntad de los que pilotaban el atípico club era realmente titánica y cuando casi todos han desaparecido, la colección sigue hacia adelante.