La obra, en el CCCB
La obra, en el CCCB - EFE

De Arco al CCCB por compromiso con la libertad de expresión

Villatoro defiende la exposición de la controverti da obra «Presos políticos»

BARCELONAActualizado:

La obra «Presos políticos en la España Contemporánea», de Santiago Sierra, llega al CCCB en pleno fin de semana del Primavera Sound. Ni su propietario Tacho Benet ni su artista Santiago Sierra acudieron hoy a la presentación. Sí lo hicieron Vicenç Villatoro, director del CCCB; Juanjo Puigcorbé, delegado de cultura de la Diputación de Barcelona y Jaume Asens, tercer teniente alcalde del Ayuntamiento de Barcelona.

La instalación, que reúne los rostros de setenta y cuatro presos con sus caras pixeladas, suscitó tal polémica en la Feria Arco 2018 que fue retirada a petición del presidente de IFEMA, Clemente González Soler. Por su parte, Benet compró la pieza por ochenta mil euros y dejó bien claro que se vería en más lugares. La gira empezó el pasado mes de marzo en el Museo de Arte Lérida, con un récord de visitantes, y llega ahora al CCCB en el marco del Día Orwell 2018, cuyo eje temático es la defensa de la libertad de expresión.

Villatoro sostiene que la institución que dirige «no se puede mantener neutral» ante lo que ha calificado de «grandes temas de fondo que tocan elementos esenciales». Y subraya «el compromiso del CCCB con la libertad de expresión», tal como dejó claro ayer.

«La Carga», de Ramón Casas

Por su parte, Puigcorbé comparó la obra con «La Carga», de Ramón Casas, y también con «El 3 de mayo en Madrid», de Francisco Goya. «Esta pieza es parte de una injusticia viva, real, de hoy mismo –afirma–. Y a estos setenta y cuatro rostros habría que añadir la del rapero mallorquín Valtonyc que está fuera de España para no entrar en prisión».

Jaume Asens insistió en que «la obra trata la gran injusticia que estamos sufriendo como país y Barcelona es una ciudad orgullosa de sus legado de luchas y resistencia». Para el tercer teniente alcalde, «el arte es transgresión y es muy importante que esta pieza se exponga».

Todos coincidieron en la valentía de Tacho Benet, socio de Jaume Roures, en comprar «Presos políticos en la España Contemporánea», una pieza censurada.

Los arcos del espacio expositivo condicionan una nueva disposición de las fotografías, respecto a Arco y al Museo de Lérida. Desde el CCCB confirman que Sierra sí que ha supervisado el montaje de su polémica pieza y de los textos que la acompañan, que se podrá visitar hasta el próximo 17 de junio.