Vista exterior de la Casa Vicens
Vista exterior de la Casa Vicens - Pol Viladoms

La Casa Vicens, la primera vivienda que proyectó Gaudí, abrirá sus puertas en otoño

Las obras de rehabilitación y la puesta en marcha de un plan museístico ascienden a cuatro millones de euros

MARÍA GÜELL
BARCELONAActualizado:

La primera casa proyectada por Antoni Gaudí se esconde en la Calle Carolinas del Barrio de Gracia. Desde 1885 hasta 1899 fue de la familia Vicens y después la adquirió la familia Jover. Ahora es noticia porque la Banca Mora, que la compró en 2014, la abrirá al público en otoño.

Nos remontamos a 1883, cuando Gaudí empezó sus primeros bocetos de este edificio tan singular. En aquella época el solar estaba en la Vila de Gracia que más tarde se anexionó a Barcelona y la familia Vicens le encargó a Gaudí su casa de veraneo. Con los años la parcela se quedó rodeada de casas de pisos altos por negligencia de los diferentes responsables del consistorio barcelonés, lo que el arquitecto José Antonio Martínez-Lapeña tilda de «infamia».

Interior de uno de los salones de la Casa Vicens
Interior de uno de los salones de la Casa Vicens - Pol Viladoms

Casa Vicens es el octavo edificio de Barcelona catalogado como Patrimonio Mundial de la Unesco y el último en abrir sus puertas al público. «Abriremos en otoño –anuncia Joan Abellà, director de Casa Vicens-. Ahora es una obra viva y hemos hecho todo el esfuerzo por recuperar la esencia de Gaudí. No hay fotos de cómo estaba amueblada la casa en 1885 y por lo tanto se ha decidido que no se amueblará».

Cuatro millones de euros

Las obras de rehabilitación y la puesta en marcha de un plan museístico ascienden a cuatro millones de euros. «Ahora estamos definiendo los recorridos que se podrán hacer por el interior de la casa, la terraza y del jardín», explica el arquitecto David García que también participa en la obra.

Exterior de la Casa Vicens
Exterior de la Casa Vicens - Pol Viladoms

El currículum de esta curiosa joya modernista incluye una importante ampliación en 1925. Joan Baptista Serra de Martínez se ocupó de duplicar la superfície del inmueble por deseo de la familia Jover que quiso convertirla en su residencia habitual; era amigo de Gaudí y contó con su beneplácito.

La apertura de esta casa coincide con Año Internacional del Turismo Sostenible. «Estamos estudiando con el Distrito de Gracia y el Departamento de Turismo del Ayuntamiento de Barcelona el desarrollo de un plan de impacto turístico de Casa Vicens en el barrio», subraya Abellà. No aspiran a que la calle Carolinas se convierta en peatonal pero sí en semipeatonal y que la renovación de Príncipe de Asturias sea también beneficiosa para el acceso de los visitantes.