Dos años de cárcel para dos mossos por robar 20 euros a un par inmigrantes

La actuación de los dos policías fue grabada por un equipo de la división de asuntos internos que ya sospechaba de uno de ellos

efe
barcelona Actualizado:

La Audiencia de Barcelona ha condenado a dos años de cárcel a dos mossos d'esquadra que, estando fuera de servicio, procedieron a identificar a dos inmigrantes para robarles los 20 euros que llevaban encima, aprovechándose de su situación de marginalidad y desarraigo para evitar ser denunciados.

En la sentencia, la sección sexta de la Audiencia condena a los dos agentes de la policía catalana Rubén B. y Oscar R. a dos años de cárcel y de inhabilitación por un delito de robo con intimidación, en un fallo en el que el tribunal recrimina a los agentes que aprovecharan en "sentido inverso" la autoridad que les otorga el Estado para perseguir delitos.

Según la sentencia, la actuación de los dos agentes ahora condenados "desacredita y compromete" ante los ciudadanos la credibilidad de instituciones policiales creadas para amparar los derechos de la ciudadanía.

En este sentido, el fallo reprocha a los dos agentes que "no sólo sustrajeron dinero a quienes viven en una situación de marginalidad económica, sino que aprovecharon su desarraigo social para eludir posibles denuncias y facilitar con ello su impunidad".

Los hechos declarados probados ocurrieron el 20 de diciembre de 2008, cuando los dos agentes estaban fuera de servicio tomando un café en la Estación del Norte de Barcelona.

Estaban fuera de servicio

Hacia las 20.30 horas, los dos mossos fuera de servicio vieron pasar a dos inmigrantes y, con la sola intención de obtener un beneficio económico, según el fallo, se acercaron a ellos, se identificaron como policías, procedieron a identificarles y les exigieron que vaciaran sus bolsillos y dejaran aparte el dinero que llevaban encima -20 euros-.

Según la sentencia, la "absoluta injustificación del mandato" para identificar a los dos inmigrantes y el modo en el que trasladaron la orden expresaron "claramente la arbitrariedad" del proceder de ambos policías, que de forma "clara y buscada" exteriorizaron que si las dos víctimas no se sometían a sus pretensiones podrían sufrir "severos inconvenientes".

Debido a esta intimidación, y ante el temor de que los agentes pudieran ahondar su "abusiva actuación", los dos inmigrantes recogieron sus pertenencias y se marcharon, sin recoger el dinero.

Uno de ellos ya estaba bajo sospecha

La actuación de los dos policías fue grabada por un equipo de la división de asuntos internos, que hacía unos dos meses que estaba haciendo un seguimiento a Rubén B. ante las sospechas de que podía estar cometiendo actos semejantes.

Según la sentencia, la momentánea detención y cacheo de ambos inmigrantes fue un acto gratuito y sin motivo, abordado además de forma "sutil" con la "implícita sugerencia" de que las consecuencias para las víctimas del robo se podrían agravar si les denunciaban.

De forma paralela, la sección sexta de la Audiencia también ha condenado en el mismo fallo al agente Rubén B. a una multa de 2.880 euros y a la inhabilitación durante 15 meses por un delito continuado de revelación de secretos e información, al considerar probado que reveló información policial secreta a conocidos suyos de origen bosnio sobre la situación de terceras personas buscadas por la justicia.

En concreto, según la sentencia, Rubén., que tiene una hija con una mujer bosnia, facilitó a varios compatriotas de su pareja información confidencial sobre las órdenes de búsqueda y captura y la situación policial de terceras personas.