Salvador Sostres - Todo irá bien

La burguesía catalana

La burguesía catalana es un fraude. La burguesía catalana se ha dedicado a vivir de un prestigio que nunca ha acreditado.

Salvador Sostres
Actualizado:

Alguien podría pensar que en la Cambra de Comerç ha habido lo que en catalán decimos una «tramuntanada» y que la ANC ha conseguido movilizar a insólitas cantidades de votantes para dar su vuelco histórico. Nada podría ser más inexacto. La participación en estas elecciones ha sido más o menos igual de escasa y hasta testimonial que en las anteriores.

Lo que ha sucedido en la Cambra, que es lo que ha sucedido en Cataluña, es que la llamada burguesía catalana, y digo «llamada» porque en realidad no existe, ha cometido la más vergonzosa y culpable dejación de funciones y por una mezcla de arrogancia, de cobardía y de incompetencia ha dejado que ocurriera lo que desde 2010 y especialmente desde 2012 viene sucediendo en esta tierra. La ANC se ha limitado a hacer su trabajo y ha hacerlo muy bien hecho.

Pero no sería justo, ni el relato de la verdad, decir que los independentistas han tomado o han ganado la Cambra. Es la burguesía quien la ha entregado, y ahora se lamentan como señoritas aficionadas cuando no han tenido ni el honor ni la dignidad de dar la cara ya no por aquello en lo que creen, sino ni siquiera por sus intereses.

Eres burguesía cuando lideras. Si no lideras sólo eres un rico. Y si además de no liderar, andas todo el día quejándote de los problemas que tienes por culpa de tu incomparecencia, eres simplemente un rico de mierda. La burguesía catalana es un fraude. La burguesía catalana se ha dedicado a vivir de un prestigio que nunca ha acreditado con posiciones valientes y comprometidas, como corresponde a quien quiere liderar un país y no parasitarlo. La burguesía catalana es lo que ha quedado de ella en la Cambra.

La burguesía catalana, que en otros tiempos lideró la sociedad catalana y la española, y fue el más potente motor económico y de vigor social con el que contamos, desde Sort hasta Alcanar pero también desde El Ferrol hasta Cádiz, nos ha abandonado cuando más la necesitábamos. La burguesía catalana hace años que no existe y los catalanes estamos huérfanos de referentes claros.

No, la ANC no ha derrotado a la burguesía catalana, sino a su cadáver.

Salvador SostresSalvador Sostres