La braquiterapia reduce el tratamiento de cáncer de mama a sólo una semana

CARLOS VÁZQUEZ | BARCELONA
Actualizado:

El USP Instituto Universitario Dexeus se convirtió en el segundo hospital de España que aplica la pionera técnica de la braquiterapia con balón endocavario (MammoSite), un procedimiento que permite tratar casos de cáncer de mama en estado inicial.

«Es imprescidible una colaboración muy buena entre cirujanos y oncólogos», explicó en declaraciones a ABC el doctor Ferran Guedea, jefe del Servicio de Oncología Radioterápica de la Dexeus, ya que una vez extirpado el tumor, durante la operación se implanta un balón endocavario inflable y un tubo que comunica con el exterior.

Técnica menos invasiva

De este modo se puede reducir el tratamiento a cinco días, en lugar de las siete semanas que dura una radioterapia convencional. El tratamiento de braquiterapia empieza cuatro días después de que la paciente se haya sometido a la operación quirúrgica. Una vez insertado el balón inflable, se irradia material radioactivo por el tubo exterior y al final de cada sesión se retira. Este procedimiento se repite dos veces al día durante una semana. La técnica se caracteriza por ser menos invasiva que las tradicionales y por no dañar otras partes del cuerpo.

Para poder someterse a este método de radioterapia, los tumores deben ser pequeños, menores de 2.5 cm, estar alejados de la piel y tener un «muy buen pronóstico porque en tumores con características más agresivas no se han demostrado resultados equivalentes», dijo Guedea.

El Instituto Dexeus se convirtió en el primer centro privado de España que realiza la MammoSite, una técnica que se aplica en EEUU desde el 2005. En la Dexeus se hicieron dos intervenciones en las últimas dos semanas y los resultados fueron óptimos. No obstante, el tratamiento se está aplicando en otros tipos de tumores pero todavía de forma «experimental».

Disminuye la mortalidad

En España se diagnostican unos 16.000 casos de cáncer de mama al año, lo que representa casi el 30% de todos los tumores sufridos por mujeres en el país, según la Asociación Española Contra el Cáncer. La mayoría de las mujeres que sufren este tipo de tumor tienen entre los 45 y los 65 años. Además, se estima que el riesgo de padecer cáncer de mama es de una de cada ocho mujeres.

En España aumentó en torno al 85% la superviviencia a los cánceres debido a los programas de detección precoz y los avances de diagnóstico y terapéuticos. Gracias a estos diagnósticos se pueden administrar tratamientos menos agresivos y más rápidos, disminuyendo de este modo las secuelas físicas y psicológicas de la paciente. Las posibilidades de curación son superiores al 98% cuando se diagnostica el tumor antes de que se convierta en invasivo.