Las ciudades catalanas se vistieron con las hogueras de Sant Joan. Efe

Los bomberos realizaron más de 600 salidas en la noche de Sant Joan

A pesar de las 600 actuaciones realizadas por los bomberos para extinguir pequeños incendios en la celebración de Sant Joan, los servicios de emergencia calificaron el desarrollo de esta festividad de «normal», sin lamentar desgracias personales aunque sí destrozos en mobiliario urbano. En cuanto a incidencias viarias, un total de 266 conductores dieron positivo en los controles de alcoholemia.

BARCELONA. ABC
Actualizado:

Las llamadas a la prudencia que a lo largo de la semana se efectuaron desde instancias administrativas y de emergencia así como los trágicos sucesos de años anteriores contribuyeron a que la festividad de Sant Joan transcurriese sin incidencias graves. También colaboraron los controles exhaustivos aplicados en la venta de material pirotécnico, especialmente en el comercio a menores y de productos con grandes cargas. En síntesis, los servicios de emergencia calificaron ayer de «normal» la situación vivida en la noche y madrugada de Sant Joan.

Una normalidad, sin embargo, que no impidió que los Bomberos de la Generalitat realizasen unas 620 salidas en toda Cataluña destinadas, según fuentes de este cuerpo, a extinguir pequeños fuegos de matojos y vegetación urbana, ocasionados por el lanzamiento de material pirotécnico, incendios de contenedores de basura, papeleras y buzones de correo, así como hogueras que comenzaban a descontrolarse.

La demarcación de Barcelona fue la que registró una mayor actividad de emergencias, un total de 460 salidas, y fueron los municipios de Terrassa, L´Hospitalet de Llobregat, Sabadell y Badalona los más afectados. En Tarragona se contabilizaron 60 actuaciones, 55 en Girona y 44 en Lleida.

INCIDENTE EN BARCELONA

En la ciudad de Barcelona, los bomberos de esta ciudad efectuaron un total de 178 salidas, motivadas por pequeños incendios en contenedores (79 actuaciones), en zonas de maleza o matorrales (59), vehículos estacionados en la vía pública (11), hogueras que se habían descontrolado (11), así como domicilios. En este sentido, uno de los episodios a subrayar fue el pequeño incendio que se declaró en una casa de la calle Nou de la Rambla de la ciudad, en el que resultó herida una mujer de 24 años que sufrió quemaduras de segundo grado en el brazo. El fuego se originó cuando un petardo quemó parte de las persianas y el balcón de este domicilio.

Los heridos contabilizados en la ciudad por quemaduras sumaron una treintena y, según fuentes de la dirección general de emergencias, en toda Cataluña no se produjeron incidentes de gravedad y sí decenas de casos de pequeñas quemaduras en manos y cara a consecuencia de la manipulación de material pirotécnico. Así, en el Hospital Clínico de Barcelona ingresaron unos diez heridos leves, nueve personas en Sant Joan de Déu, dos de las cuales permanecen ingresados en estado grave, y dos leves en la Clínica Teknon.

Por otra parte, la policía autonómica llevó a cabo más de 3.000 controles de alcoholemia implantados en toda Cataluña con motivo de la noche de Sant Joan que se saldaron con 266 positivos (especialmente en las áreas metropolitanas de las grandes ciudades), lo que representa más de un ocho por ciento de la media. Precisamente, un joven de 25 años resultó herido en el término de municipal de Figaró (Barcelona) en la madrugada del domingo cuando conducía bajo «una fuerte intoxicación etílica», según fuentes de los Mossos d´Esquadra. Un accidente que se unió a los cuatro siniestros graves registrados en las carreteras catalanas en la noche y madrugada de Sant Joan.