EFE  Bobby McFerrin «improvisa» con Gaudí la interculturalidad
EFE Bobby McFerrin «improvisa» con Gaudí la interculturalidad

Bobby McFerrin, en un trío, desembarca en Cap Roig

JUAN PEDRO YÁNIZBARCELONA. «Hay dos tipos de música, la que trata de transmitir algo y la música basura», así de rotundo fue Bobby Mc Ferrin, el cantante afroamericano famoso por «Don´t Worry Be

Actualizado:

JUAN PEDRO YÁNIZ

BARCELONA. «Hay dos tipos de música, la que trata de transmitir algo y la música basura», así de rotundo fue Bobby Mc Ferrin, el cantante afroamericano famoso por «Don´t Worry Be Happy», en el acto de presentación de su actuación en Cap Roig, el próximo lunes, con: el Bobby McFerrin & Ferenc Snéberger Trío. «Hay cantantes que forman una banda en torno a sí. Yo siempre canto con otros, aprendí a cantar de mi padre, que era un excelente barítono y el primer afroamericano que fue contratado por el Metropolitan Opera House», afirmó un ruiseño Bobby que no rehuyó ninguna pregunta. Las cifras de su historial profesional son impresionantes: 10 Premios Grammy, gran pedagogo músical, ha vendido más de 20 millones de copias de sus registros y ha colaborado con nombres como Yo-Yo Ma, Chik Corea, la Filarmónica de Viena y las de: Cleveland, Nueva York , Chicago y Herbie Hancock, muchos lo consideran un embajador tanto del Jazz como de la música clásica.

Una tonada

La satisfacción en los responsables del Festival fue evidente y pidieron a Bobby una tonada para los chicos de la Prensa. Respecto a su próxima actuación Bobby señaló que está acostumbrado a reunirse con los otros intérpretes e improvisar sobre la marcha; recordó que su canción-estrella, la del Grammy, cantada a capella, sólo tuvo el inconveniente de que se puedan olvidar otras actuaciones suyas. «Fue un éxito sorprendente, por sí solo, ya que yo no hago giras promocionales ni programas televisivos», añadió.

Otro recuerdo grato es el de un número flamenco que le cantaron en plena calle, en su primera visita a Barcelona -hace años- «fue una experiencia maravillosa», recalcó. Lo único que le molesta de algunos éxitos es que: «puedan obscurecer el resto de mi obra y haya gente que se lo pierda, es como concentrarse únicamente en una de las aristas del diamante». Espera que en su familia haya una sucesión musical que siga la dinastía formada por su padre. «La improvisación depende de con quien tenga que tocar pero si se puede preparamos o improvisamos».