Bazell anuda novela, mafia y medicina

DAVID MORÁN | BARCELONA
Actualizado:

Se anuncia como una «combinación de «House» y «Los Soprano»» y, aunque el libro cruce médicos y mafiosos con un nudo doble de cinismo y humor desternillante, hay más; mucho más. Para empezar está su autor, Josh Bazell, un tipo cuya historia ya daría para una novela de las gruesas: antiguo guionista de Hollywood, licenciado en filología inglesa, doctor en medicina y escritor malabarista que reparte su tiempo entre la narrativa y la medicina. «Antes de estudiar medicina ya empecé a interesarme por la escritura, pero al hacerme médico escribir se convirtió en una auténtica obsesión», explicó Bazell.

De esa mezcla de obsesión por la escritura y pasión por la medicina nace «Burlando a la parca» (Anagrama; Bromera en catalán), irreverente debut literario que narra las peripecias de Peter Brown, un interno en medicina que intenta compensar su pasado como esbirro de la mafia trabajando en un hospital de Manhattan. A pesar del aparente camino a la redención de Brown, uno de los principales motores de la novela es, según Bazell, la venganza. Y no solo literaria -Brown acaba trasteando con la mafia para poder vengar el asesinato de sus abuelos-, sino también literal. De hecho, «Burlando a la parca» puede leerse también como el ajuste de cuentas de Bazell con el sistema sanitario estadounidense.