Acceso al barrio de Vila-Roja, en las afueras de Gerona
Acceso al barrio de Vila-Roja, en las afueras de Gerona - Inés Baucells

El barrio gerundés que se rebela: «Somos España»

En el feudo de Puigdemont hay un barrial decorado con la bandera nacional que se niega a elegir: «somos catalanes y españoles»

Vila-roja (Gerona)Actualizado:

El viernes 27 de octubre en el Parlament se votó la república catalana y el sábado Carles Puigdemont se fue a su ciudad, Gerona, a celebrarlo. Pero en el feudo del exalcalde el barrio obrero de Vila-roja se rebeló y se proclamó territorio nacional izando la bandera que aún luce por todas partes. «Bienvenido a España», saluda un cartel en la entrada de esta humilde barriada de mil habitantes, en su mayoría de origen andaluz que se niega a elegir. «Nos llaman charnegos pero somos de aquí, catalanes y españoles. Nadie puede arrebatarnos lo nuestro», afirman los vecinos, hartos del monopolio independentista en el resto de Cataluña.

Fueron los chavales los que lideraron el motín el día 1 de octubre evitando que se pusieran urnas de plástico para votar por la ruptura de España. Hubo altercados con los secesionistas en la pedanía de la Fuente de la Pólvora, tierra del Vaquilla. Su gente reclama respeto a la ley a los políticos. «Si hicieran las cosas bien igual les iría mejor que en la cárcel», sostiene una mujer.

Los jóvenes marcaron el muro de la carretera comarcal con pintadas por España que el ayuntamiento, del PDECat, se esmera en limpiar cada mañana. «No habíamos adornado esto así ni para la fiesta mayor», celebran en el «Bar Cuéllar» de la plaza principal con la misma sensación de euforia colectiva que cuando se ganó el Mundial.

Los vecinos se dicen «abandonados» por el Ayuntamiento desde que Puigdemont entró a gobernar, en 2011. «La alcaldesa anterior era mejor, hasta vino una vez por aquí a tomar una cremada;Puigdemont no asoma», recuerda una joven que bromea con el vecino de enfrente:

–«Niño, ¿tú de dónde eres, catalán o español?», le saluda ella.

–«Yo gitano mestizo», replica él.

Aseguran que en Vila-roja también hay independentistas, pero no se atreven a colocar sus esteladas. Aquí Els Segadors se cambia por el flamenco. Una mayoría vota al PSC, aunque ayer el líder del PP Xavier García-Albiol inició la precampaña entre ellos:

–«Sois vecinos valientes, os animamos a seguir luchando», les dijo.