Las autoridades asistentes a la presentación del convenio, ayer en Barcelona
Las autoridades asistentes a la presentación del convenio, ayer en Barcelona - INÉS BAUCELLS
SALUD

Barcelona, epicentro de la salud planetaria

El Instituto ISGlobal se fusiona con el CREAL para estudiar la salud humana vinculada a la de la Tierra

BARCELONAActualizado:

El Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), impulsado por la Fundación Bancaria "la Caixa", arranca una nueva andadura con el objetivo de convertir a Barcelona en el epicentro de la salud planetaria, que vincula la de los seres humanos con la de los sistemas naturales de los cuales depende. Para ello, la institución contará como socio con el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL). El consejero de Salud de la Generalitat, Antoni Comín; el director general de la Fundación Bancaria “la Caixa”, Jaume Giró; el presidente de la Comisión Ejecutiva de ISGlobal, Javier Solana; el director general del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), Antoni Plasència; y el fundador del CREAL y director científico de ISGlobal, Josep Maria Antó, presentaron ayer esta ampliación en la agenda científica del instituto.

"Ganar músculo"

En declaraciones a ABC, Plasència destaca la relevancia de esta nueva etapa en la que el ISGlobal pretende "ganar músculo", fruto, según dice, de una "operación infrecuente", que celebra. "No es muy frecuente que centros de investigación potentes que funcionan por sí solos decidan fusionarse y sumar recursos y agendas científicas", señala el director general del ISGlobal

En esta misma línea se pronuncia Giró. “Hoy ISGlobal se convierte en un referente transdisciplinar en favor de la salud humana y planetaria. Es necesario sumar esfuerzos para realizar investigación y transferencia de conocimiento de calidad. Una transferencia que debe ser útil y efectiva, para llegar a los colectivos más necesitados allá donde se encuentren”, afirma el directivo de “la Caixa”.

400 personas de 28 países

El nuevo ISGlobal, presentado ayer en Barcelona, contará con un equipo de más de 400 personas que proceden de 28 países distintos y tendrá una mayor capacidad de generación de conocimiento (más de 400 publicaciones científicas al año) y de impacto en salud. De esta forma, Barcelona se convierte en un polo de investigación y traslación en salud global en Europa.

En esta nueva etapa, ISGlobal hará frente a los nuevos retos en salud global y, muy especialmente, a las desigualdades geográficas y sociales, las enfermedades infecciosas y crónicas en transición, la urbanización, el impacto del clima y del medio ambiente en la salud humana. Todo ello, a través de un modelo innovador que fomenta un círculo virtuoso de conocimiento, acción e impacto en salud.

Plasencia matiza que estudiar la "salud global" no significa solo "centrarse en los problemas que afectan al Norte y al Sur. No solo se refiere a los problemas asociados a los países en vías de desarrollo como el hambre, la mortalidad maternoinfantil,... Se refiere también a las epidemias que traspasan fronteras como el Ébola", dice el responsable del ISGlobal. Plasencia recuerda que a la preocupación por los problemas de salud global se añaden ahora la de los temas relacionados con la salud del planeta. "En estos últimos 15 años se han producido importantes avances que han reportado importantes beneficios a la salud, pero algunos han tenido un elevado coste ambiental. Se trata de potenciar el desarrollo pero no ha expensas del medio ambiente y la salud del planeta", asegura Plasència.

"La conferencia central del acto de presentación del nuevo instituto corrió a cargo de Andrew Haines, presidente de la Comisión Rockefeller-Lancet sobre Salud Planetaria, que habló sobre el nuevo campo de estudio que está emergiendo y que encaja con la agenda del nuevo ISGlobal. El informe la Comisión Rockefeller-Lancet sobre Salud Planetaria advierte de que “la explotación insostenible de los recursos naturales nos ha permitido prosperar pero ahora corremos el peligro de sufrir considerables impactos en salud asociados a la degradación ambiental, incluyendo el cambio climático, la contaminación atmosférica, la escasez de agua y la pérdida de biodiversidad.”

Tras la presentación,Haines debatió con Pedro Alonso, director del Programa de Malaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y fundador de ISGlobal, y Leonardo Simao, presidente de la Fundación Manhiça, acerca de los retos emergentes en el campo de la salud global.