El Ayuntamiento de Barcelona pide ayuda a Madrid para limpiar las playas
YOLANDA CARDO Olas de hasta seis metros se llevaron casi toda la arena de la playa de poniente de la Barceloneta

El Ayuntamiento de Barcelona pide ayuda a Madrid para limpiar las playas

Actualizado:

ÁNGEL MARÍN

BARCELONA. Los cuatro días de temporal de Levante han afectado, principalmente, a las playas de poniente de la Barceloneta, la de Nova Mar Bella y la de Levante, donde el fuerte oleaje destrozó el mobiliario marítimo del paseo marítimo y se llevó gran parte de arena de esta zona del litoral barcelonés. Los daños causados en los comercios y restaurantes emplazados en primera línea de mar contribuyen a ofrecer una imagen caótica y desoladora -duchas arrancadas, pasarelas destrozadas, conducciones de agua y luz levantadas...- del frente marítimo de la Ciudad Condal.

La teniente de alcalde de Medio Ambiente, Imma Mayol (ICV), reclamó ayer al Gobierno que asuma el coste de restablecer la arena perdida y auguró que estas playas urbanas no estarán listas para su uso hasta Semana Santa, pese a que sesenta operarios municipales ya han empezado los trabajos de limpieza en las zonas afectadas. La edil ecosocialista instó al Ministerio de Medio Ambiente, que se encarga de las obras de espigones, escolleras y de la reposición de la arena, a ponerse también manos a la obra para que las playas de Barcelona estén a punto al principio de la temporada de baño.

Mayol apuntó que la capital catalana no registraba un temporal similar desde 2001, cuando el ayuntamiento estimó los daños en cinco millones de euros y se perdieron 80.00 metros cúbicos de arena. La teniente de alcalde de ICV afirmó que «es muy difícil de saber» la dimensión que tendrán los temporales de Levante -uno o dos se registran todos los años-, pero que los diques permiten disminuir los daños como ha sucedido en las playas de Nova Icaria y Sant Sebastián. El Consistorio prevé construir diques en todas las playas urbanas antes de finalizar el año 2010. La teniente de alcalde de ICV pidió «prudencia» a los curiosos que estos días se acercan hasta las playas de la ciudad para contemplar los destrozos del temporal, «ya que no se pueden circular por la arena», apuntó.

Daños en el Puerto

El temporal de Levante también ha dañado de forma importante dos terminales de cruceros del Puerto de Barcelona, afectando el suministro eléctrico y las telecomunicaciones.Otras concesiones también sufrieron desperfectos por inundaciones o por impactos de piedras lanzadas por el mar. La terminal D tiene daños en el edificio y afectaciones en las redes de comunicaciones y electricidad, por los trozos de pavimento de la calzada del paseo del Rompeolas. La otra terminal afectada fue la B, que sufrió un corte eléctrico, que está pendiente de reparación inmediata.El pavimento y el mobiliario de la zona final del paseo del Rompeolas y el pavimento provisional y el rompeolas de protección interior de la Bocana Norte también han sufrido algunos desperfectos.

Por otra parte, los municipios de la Costa Brava, los más afectados por el temporal, empezaron ayer a cuantificar los daños en infraestructuras y mobiliario urbano. El Ayuntamiento de Tossa de Mar, por su parte, aprobó ayer en un pleno extraordinario la creación de una oficina de atención a los damnificados por el temporal para conseguir ayudas públicas y privadas. El Consistorio pide «celeridad» a las administraciones superiores para poder salir de esta situación lo más rápido posible.