El Ayuntamiento de Barcelona cierra la sala Apolo por problemas de seguridad
Interior de la sala Apolo de Barcelona - APOLO

El Ayuntamiento de Barcelona cierra la sala Apolo por problemas de seguridad

Según fuentes municipales, el local presenta problemas estructurales y permanecerá cerrado hasta que los propietarios acometan las reformas necesarias

barcelona Actualizado:

El Ayuntamiento de Barcelona ordenó ayer el cierre preventivo de la sala Apolo, uno de los principales escenarios de música en directo de la ciudad, así como de los locales adyacentes, por problemas de seguridad, según un comunicado enviado por el consistorio. Según fuentes municipales, una revisión que se realizó ayer por la mañana sacó a la luz problemas estructurales en el subterráneo del edificio y en los locales situados en la calle Nou de Rambla 107, 111 y113, lo que llevó a los Bomberos a dictaminar que el local «no es apto para el uso de las actividades para las que tiene licencia».

Tal y como explica el Ayuntamiento, la sala, sede también de la discoteca Nitsa, se encuentra sobre un subterráneo de 1.400 metros cuadrados que presenta deficiencias estructurales. Las armaduras de los pilares y la losa de hormigón armado del subterráneo, apunta el informe, sufren los efectos de la humedad en forma de corrosión, y también se han observado zonas donde hay filtraciones, lo que provoca oxidación, según el consistorio.

Ante la detección de estas anomalías, los Bomberos emitieron ayer un informe técnico en el cual dictaminan que «no hay indicios de riesgo inminente de colapso, pero no es apto para el uso de las actividades para las cuales tienen licencia los locales».

El informe también recoge que la actividad en las dos salas de la discoteca y los establecimientos adyacentes «no pueden continuar mientras no se realicen las tareas de refuerzo provisional de la estructura mediante apuntalado».

A partir de dicho informe, el Distrito de Sants-Montjuïc emitió ayer por la tarde una resolución por la cual se impide «el desarrollo del uso y acceso y ejercicio de actividades de concurrencia que se corresponden con el perímetro del subterráneo afectado». La orden se notificó a los afectados, que son la sala polivalente para espectáculos y actividades recreativas, sala de baile, salón recreativo, sala de juego y establecimientos de restauración.

De momento, la Sala Apolo ya anunció el traslado a otra sala del concierto de Bat For Lashes que debía celebrarse anoche, aunque queda por saber qué ocurrirá con los conciertos programados para los próximos días, entre ellos los del Primavera Club.