El Ayuntamiento alerta de un posible incremento de la delincuencia en Barcelona durante los meses de verano

BARCELONA. ABC
Actualizado:

El Ayuntamiento de Barcelona tiene claro que en los próximos meses estivales la delincuencia rebrotará en la ciudad, incluso con mayor intensidad que en años anteriores. Así lo anunciaron los concejales de Presidència y Seguridad Ciudadana, Ernest Maragall y Carme San Miguel, respectivamente.

Los responsables municipales aseguran que la Delegación del Gobierno no ha cumplido su palabra, ya que no se ha llevado a cabo el refuerzo policial acordado para los meses de verano.

Según San Miguel y Maragall, tampoco ha cumplido su parte del trato la Generalitat, ya que, según indicaron, «no ejerce con ambición sus competencias en materia de protección de menores», ni tampoco la Justicia, porque «el engranaje judicial no está a la altura de las circunstancias». De enero a mayo de 2001 el número de ciudadanos que declaran haber sido víctimas de un delito ha aumentado en un 16 por ciento respecto al mismo período del año anterior. En el caso de los robos en viviendas y hurtos el incremento respecto a 2000 se sitúa en un 29 por ciento.

Según los concejales, con el verano en ciernes y la ciudad plagada de turistas, la oscura estadística apunta a la alza. Ante tal panorama, el Ayuntamiento ha decidido lanzarse a la contraofensiva y ha anunciado que llevará el asunto al Congreso de los Diputados y al Parlament. El alcalde, Joan Clos, por su parte, solicitará ayuda a los responsables de los ministerios de Interior y Justicia.

En su momento, el Ministerio de Interior prometió el envío de 400 agentes más de la Policía Nacional para el área metropolitana de Barcelona. Según San Miguel y Maragall, efectivamente, esos efectivos llegaron, aunque acabaron por sustituir a otros 400 que se fueron, con lo que el plantel de efectivos quedó como estaba. Según los responsables municipales, el balance final es incluso negativo, en un momento, además, en que Barcelona se ha convertido en un centro de atracción de las mafias del Este, y sufre en sus zonas más concurridas el problema de los niños de la calle. La Delegación del Gobierno ha respondido a estas acusaciones y ha afirmado que «se cubren todas las bajas de agentes». Anunció, asimismo, que a finales de mes se incorporarán al servicio 260 agentes recién salidos de la academia que realizarán un año de práctica en la ciudad.

El portavoz del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento, Emilio Álvarez, recordó ayer al Consistorio que «tiene parte de responsabilidad» en la inseguridad ciudadana y le acusó de «culpar a los demás siempre que hay un problema».