El prseidente del CAC, Roger Lopacher, junto al miembro del consejo a propuesta del PP, Daniel Sirera, que emitió un voto particular
El prseidente del CAC, Roger Lopacher, junto al miembro del consejo a propuesta del PP, Daniel Sirera, que emitió un voto particular - ABC

El CAC avala la difusión de datos personales del juez Llarena en TV3

En otro informe el Consejo Audiovisual reconoce que en una tertulia de Catalunya Ràdio no hubo voces discrepantes

BARCELONAActualizado:

El Consell de l’Audiovisual de Catalunya (CAC) considera que la difusión de datos personales del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena no implica ninguna vulneración del derecho a la intimidad. El posicionamiento del CAC, que a la vez que recibió quejas de particulares asegura que abrió una investigación de oficio, alude al programa «Tot es Mou», de TV3, en cuya emisión del 26 de marzo se hizo una pieza trazando una semblanza del juez Llarena.

En la citada pieza se citó las dos poblaciones catalanas donde el juez tiene residencia, aunque sin difundir las direcciones. Un día antes, y firmadas por Arran, habían aparecido pintadas amenazantes contra el juez frente a uno de sus domicilios. En la misma pieza de TV3 se citó el nombre y apellidos de su esposa, directora de la Escuela Judicial.

El informe concluye que «no se detecta ningún contenido susceptible de vulnerar la privacidad del personaje». El acuerdo del CAC recuerda la «posición prevalente que ostenta la libertad de información sobre el derecho al honor, a la intimidad personal y a la propia imagen». Para el CAC, la proyección pública y la relevancia social del juez refuerzan este criterio.

El acuerdo dividió a los miembros del CAC –tres votaron a favor y tres en contra (el de los designados a propuesta de PSC, PP y Unió)– y acabó aprobándose gracias al voto de calidad de su presidente.

Debate no equilibrado

Por otra parte, y como consecuencia de una queja presentada por el Grupo de Periodistas Pi i Margall, el CACanalizó el programa «El Suplement» de Catalunya Ràdio del 22 de octubre, centrado en analizar una posible intervención vía 155 de los medios catalanes. Atendiendo la queja del Grupo de Periodistas, el CAC reconoce que la selección no fue equilibrada. Sin cuestionar la autoridad de los participantes, reconoce que no se incluyeron voces que pudieran resultar discrepantes.