Aproximación anglosajona a la Guerra Civil y la larga postguerra

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

JUAN PEDRO YÁNIZ

BARCELONA. Un estudio sobre el padre Juan Tusquets Terrats (1901-1998), director de las Ediciones Antisectarias (durante la República) y uno de los padres del contubernio judeo-masónico-bolchevique -en su vertiente antimasónica a cargo de Paul Preston-; un guión de la Tésis Doctoral «La oposición catalanista a Franco (1939- 1950)» de Casilda Güell por la London School of Economics; y «Batallas reales y batallas textuales», de Miquel Berga, sobre la representación de la Guerra Civil Española en la cultura anglosajona; forman el opúsculo de la Residencia del CSIC sobre el ciclo de conferencias que tuvo lugar en la Residencia de Investigadores de la barcelonesa calle Egipciacas, el pasado abril.

Preston, en un impecable catalán, perfiló los orígenes de la leyenda sobre un contubernio antiespañol, que ya se encuentra en la Edad Media, pasa por los Protocolos de los Sabios de Sión y en los años 30 del pasado siglo reaparece de la mano del padre Tusquets, que tras una juventud catalanista, se doctoró en la Universidad Pontificia de Tarragona (1926) y en el periodo republicano publicó articulos antimasónicos en «El Correo Catalán» y 14 volúmenes contra «Las Sectas». Estuvo en contacto con los núcleos preparatorios de la sublevación de julio de 1936 y consiguió pasar a Francia semanas más tarde. Trabajó en el Servicio Nacional de Prensa y Propaganda (de Franco) y al acabar la Guerra se trasladó a Barcelona, ganó la Cátedra de Pedagogía y trabajó en editoriales. Era vicedecano de Filosofía y Letras el 27 de abril de 1966 y de él partió la autorización para que entrara la Policía a disolver una asamblea de distrito.

Un manto de Penélope

Casilda Güell analiza la oposición antifranquista catalana de 1939 a 1950 y lo primero que detecta es la enorme dispersión de los núcleos del exilio, en Europa -pronto en Guerra-, América y el Norte de África. Enumera los archivos a los que ha tenido acceso: Tarradellas (Poblet), Artea (PNV), Pi Suñer (Barcelona), Anton Cañellas, Varela (Cádiz), Pabellón de la República (Barcelona), Public Record Office (GB). Desde abril de 1938, se vio que la pérdida de la Guerra iba a ser muy dura para la Cataluña autónoma. A continuación se analizan los diversos núcleos del exilio y las divergencias de todo tipo, entre ellos y el interior; que impidieron la formación de una alternativa unitaria y aplazó la solución hasta la Transición, ya muerto Franco.

Anglosajones idealistas

El profesor Berga estudia la visión anglosajona sobre el largo conflicto español del XX, a través de escritores como Payne, Burnett Bolloten, Virginia Woolf -que pierde un sobrino en la contienda-, Eric Blair- George Orwell, Auden, Ken Loach (con su película «Tierra y Libertad», décadas más tarde) y otros. Pero el testimonio de Orwell es el más rotundo ya que se enfrenta tanto al franquismo como al estalinismo; Cornford, Julian Bell. Hemingway y otros. Fue el aporte anglosajón el más idealista y estético, poco importante en el terreno militar pero de gran impacto propagandístico. Muchas de las formulaciones de este sector están todavía en vigor, pese a los 80 años.