Ángel González Abad - Los martes, toros

Si algún día llega...

En Mallorca se va a celebrar una corrida de toros este viernes gracias a que el Constitucional abrió el camino

Ángel González Abad
Actualizado:

Antonio Matilla, el gestor de las últimas temporadas de la Monumental, por cesión de la propiedad, la empresa Balañá, ha decidido a volver a dar toros en la plaza de Palma de Mallorca, tras la sentencia del Tribunal Constitucional que eliminó los puntos más surrealistas del reglamento a la balear, el que hacía de las corridas de toros una pantomima. Se pueden dar toros en su esencia en Baleares, y el empresario, que todavía debe de serlo del coso barcelonés, así lo ha entendido. El próximo viernes se anuncia un atractivo cartel. Morante, El Juli, Manzanares y El Fandi, que sustituye al lesionado Roca Rey.

Pese a todo, Matilla ha visto más fácil aventurarse a abrir el Coliseo de Palma que la Monumental catalana. Y asegura, en una entrevista concedida a una web taurina, que por algún sitio tenía que empezar. Que ha sufrido mucho con la situación de Barcelona, pero que en Mallorca era más presión de los animalistas que de los políticos. Y que volver a dar toros en Palma es como una prueba, «un tentadero de lo que pudiera ser, porque es muy complicado lo de Barcelona». Con una sentencia: «Servirá para ir preparándome si algún día llega».

Ahí queda, una puerta medio abierta o medio cerrada. Quién sabe. Pero es que tener alguna certeza con Matilla, o con la propiedad Balañá, es tarea casi imposible. Tras aquel lacónico «por el momento» no se darán toros en la Monumental, de Pedro III, porque las circunstancias no lo aconsejan, a este «si algún día llega» de Matilla, uno no sabe a qué carta quedarse.

Lo cierto es que en Mallorca se va a celebrar una corrida de toros este viernes gracias a que el Constitucional abrió el camino con la sentencia que tumbaba la prohibición de las corridas de toros en Cataluña, y que aquí las largas cambiadas se suceden como si las diera El Fandi. Ahora estamos en eso del sí pero no, ni blanco ni negro, ni limpio ni sucio, ni voy ni vengo, si no todo lo contrario, de un «si algún día llega...».

Ángel González AbadÁngel González Abad