Agbar desinvertirá en los negocios de España y América que sean poco rentables

ESTHER ARMORA/
Actualizado:

BARCELONA. El presidente de Aguas de Barcelona (Agbar), Ricardo Fornesa, anunció ayer que la compañía no dudará en desinvertir en aquellos negocios que «no son estratégicos» y resultan «poco rentables» para la compañía. Según Fornesa, los negocios más susceptibles de desinvertir son los pequeños, como «los centros multimedia y de recaudación de sanciones», aunque adelantó que no descarta retirar la inversión de aquellas explotaciones de agua de Latinoamérica o España «que no hayan demostrado una trayectoria suficientemente satisfactoria».

Fornesa hizo estas declaraciones a los medios de comunicación tras la celebración de la Junta de Accionistas de la compañía, en la que se aprobaron las cuentas del ejercicio de 2004, que se cerraron con un beneficio neto de explotación de 197,9 millones de euros, un 1,9% más que en 2003.

El presidente de Agbar quiso matizar, no obstante, que «no somos una compañía desinversora» y aclaró también que su retirada de Santa Fe (Argentina) «no es una reducción de posicionamiento, sino una aclaración de posiciones». Respecto a la operación, Fornesa afirmó que el negocio de la compañía en Argentina «no supone una pérdida» para Agbar, ya que tienen provisionado totalmente este negocio, por lo que «cualquier movimiento que se produzca será un beneficio».

«Apoyaremos el negocio recurrente» Respecto a las negociaciones con la Administración argentina en relación con la revisión de tarifas en el caso de Córdoba, Fornesa se mostró esperanzado y expresó su confianza en que «acabarán discretamente bien», mientras que recordó que en el caso de Buenos Aires «todavía estamos esperando una contraoferta del Gobierno». Fornesa apuntó que la desinversión en negocios poco rentables no persigue obtener plusvalías para mejorar los resultados de la empresa, ya que «la intención es apoyar el negocio recurrente». En este sentido, el responsable de Agbar indicó que la compañía concentrará la actividad en el negocio del agua, la salud, las certificaciones y las instalaciones. Respecto a la polémica por la posible pérdida de la concesión de las ITV, Fornesa se limitó a afirmar que «no puedo decir nada porque desconozco la propuesta de la Administración».