El accidente de un camión con hidrógeno activa el plan de emergencias

El accidente de un camión cargado con 300 bombonas de hidrógeno que tuvo lugar el sábado por la noche en la A-7, a la altura del municipio de L´Ametlla de Mar (Tarragona), obligó a activar el plan de emergencias por siniestros en el transporte de mercancías peligrosas, y a desalojar un chalé situado en las inmediaciones. No se produjo ninguna fuga tóxica.

BARCELONA. ABC
Actualizado:

A las 22.15 horas del sábado, los Bomberos de la Generalitat recibieron el aviso de que un camión de 40 toneladas marca Renault con matrícula de Barcelona y que circulaba en dirección a Valencia por la A-7, se había salido de la calzada y había volcado en la cuneta a la altura del kilómetro 301, el municipio de L´Ametlla de Mar. El trailer transportaba 300 bombonas de hidrógeno, que quedaron esparcidas en el suelo, aunque ninguna de ellas se rompió, por lo que no se detectó ninguna fuga.

TRÁFICO INTERRUMPIDO

Pese a ello, la Dirección General de Emergencias y Seguridad Civil activó el plan de emergencias por accidentes en vías de tren o carretera (Transcat) en su fase de alerta (nivel 1). Asimismo, los Bomberos desplazaron diez vehículos. También acudieron a este lugar efectivos de los Mossos d´Esquadra, Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local de L´Ametlla. La autopista permaneció cortada durante 20 minutos, pero luego se reestableció al tráfico con normalidad. A raíz del suceso, hubo tráfico lento sin que se llegaran a producir retenciones.

Como medida de prevención, los Bomberos desalojaron un chalé situado en las inmediaciones del lugar donde se produjo el accidente, mientras que otros vecinos de la zona abandonaron voluntariamente sus viviendas. El conductor del camión resultó ileso. Asimismo, el denominado «efecto mirón» provocó otras dos colisiones, una a las 3.30 horas y otra a las 7.30 horas, pero tampoco hubo heridos. Cerca de las 9.30 horas, técnicos en hidrocarburos, ayudados por dos potentes grúas, retiraron las botellas y, a las 11 horas, se desactivó el plan de emergencias.

Este es el segundo accidente que protagoniza un camión cargado de mercancías peligrosas en menos de una semana. El pasado 27 de marzo, el incendio de un trailer que llevaba gas propano sufrió una fuga en su cisterna al rozar con un muro en el casco urbano de La Palma de Cervelló (Barcelona), lo que obligó a desalojar 200 vecinos y a cortar la BV-2421 durante siete horas. Tras el siniestro, el Ayuntamiento prohibió el paso de mercancías peligrosas por la población.