El supuesto estafador en una foto que compartía con sus víctimas - ABC | Vídeo ATLAS

Absuelto el «estafador del amor»porque una de sus víctimas asumío mentiras «difícilmente creíbles»

Sobre Albert C. pesan otras 25 denuncias de mujeres que aseguran que fueron engañadas, para él, son exparejas que tratan de «vengarse»

BarcelonaActualizado:

El estafador del amor, el rey de Tinder... Varios son los apodos que ha recibido Albert C. un supuesto galán que seducía a mujeres a través de webs y aplicaciones de citas para luego engañarlas y dejarlas solas y sin dinero. Sin embargo, una magistrada del Juzgado Penal 1 de Barcelona ha absuelto al joven al considerar que una de sus supuestas víctimas se creyó mentiras «difícilmente creíbles»

En la sentencia, la jueza afirma que no aprecia engaño bastante que justificaría condenar por un delito de estafa porque la víctima lo podría haber evitado «de haber mantenido una mínima autoprotección o diligencia», más aún si se tiene en cuenta que se conocieron en la red social de contactos «Badoo», lo que debería haber elevado las medidas de autotutela.

«Considero que el error sufrido por la denunciante resultaba evitable con una mínima diligencia, por lo que no puede considerarse que concurra engaño bastante y, por tanto, no puede ser imputado el error a la previa conducta engañosa, lo que debe llevar a considerar que no concurre el delito de estafa», argumenta.

Extrañas excusas

Según la versión de la víctima, Albert C.O. le pidió dinero en varias ocasiones, tras contactar a través de «Badoo» e iniciar una relación, sirviéndose de varias mentiras como que le habían robado la cartera con el DNI y no podía obtener dinero y necesitaba cerrar un negocio en Andorra o que había tenido un accidente y necesitaba dinero para pruebas diagnósticas y una intervención quirúrgica.

En este sentido, la juez asevera que los engaños del denunciado «no pueden ser considerados engaño suficiente» aún asumiendo que sea cierta la versión de la denunciante, que a sus ojos resulta creíble. Por su parte, el supuesto estafador dijo en el juicio que solamente le pidió prestado dinero a la mujer porque sufría problemas económicos y con la promesa de devolverlo, tal como hizo posteriormente, informa Ep.

Difícilmente creíble

«Resulta difícilmente creíble que hoy en día, con los medios informáticos que hay, una persona con recursos y cuentas bancarias con saldo positivo no pueda obtener dinero aun habiendo perdido DNI y tarjetas» ni afirmar que para hacer una transferencia a una cuenta esta deba tener un saldo mínimo, ha valorado.

También ve increíble que la seguridad social -cuando le entregó el dinero supuestamente estaba ingresado en el Hospital Clínic- no cubra pruebas médicas o intervenciones quirúrgicas, «no siendo coherente que no se cubriera por ser andorrano con el hecho de que le hubieran robado la cartera con el DNI, y siendo del todo punto increíble que, estando ingresado en el hospital, pudiera salir a la calle media hora, con vestimenta normal».

La titular del juzgado, además, resalta que no le consta que la denunciante, «más allá de que probablemente sea una persona extremadamente confiada, tenga ninguna característica personal ni estuviera en una situación de especial vulneración», ni otras circunstancias que hubieran facilitado dicha confianza, como amigos o conocidos comunes. Sobre Albert C. pesan otras 25 denuncias de mujeres que aseguran que fueron estafadas, si bien su abogado asegura que es víctima de una «venganza».