La gasolina será más cara en el año que hoy empieza
La gasolina será más cara en el año que hoy empieza - E. CARRERAS

El año 2017 encarece la luz y el gas pero congela el precio de Metro, bus y taxi en Barcelona

La tarifa del agua se mantiene en un año en el que el se produce una revisión del IBI

BARCELONAActualizado:

El nuevo año empieza hoy en Cataluña con aumentos generalizados en las facturas de la luz, el gas, el butano y los carburantes. Pero no todo serán malas noticias para los catalanes este 2017, ya que las tarifas del transporte público y del agua se mantendrán congeladas. El nuevo año trae también una subida del 8 por ciento en el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y la revisión al alza del IBI en casi 1.900 municipios de toda España.

La subida del petróleo en las últimas semanas hace arrancar el año con incrementos en los carburantes y en la tarifa regulada del gas, así como en el mercado mayorista eléctrico que presionará al alza el recibo de la luz. Y es que, a pesar de que el Gobierno ha congelado los peajes, que suponen la mitad de los recibos de luz y gas, la otra parte, el componente energético, encarecerá las facturas.

En el caso del gas, la tarifa de último recurso (TUR), a la que están acogidos 1,7 millones de consumidores, sube una media del 3,5 por ciento desde hoy, informa Efe. En la electricidad, y tras la implantación del nuevo sistema en la tarifa regulada o PVPC, el incremento del recibo dependerá de cómo evolucione el mercado mayorista, al alza desde hace unas semanas, por lo que también aquí se esperan precios más altos.

Por su parte, la bombona de butano sigue costando los 12,28 euros que marcó en noviembre y que se mantendrá hasta que se revise el tercer martes de enero. Sobre los carburantes, terminaron el año en máximos anuales -1,215 euros para el litro de gasolina y 1,105 euros para el de gasóleo- tras unas semanas de fuertes repuntes que, previsiblemente, se prolongarán en este arranque de 2017.

Suben el alcohol y el tabaco

Otros de los productos que subirán a partir de hoy son el tabaco y el alcohol de mayor graduación, después de que el Gobierno haya aumentado los impuestos de ambos.

Pero no todo serán malas noticias para los catalanes este 2017, especialmente para aquellos que utilizan el transporte público, ya que las tarifas del Metro y autobús en el área metropolitana de Barcelona se mantendrán en 2017 por tercer año consecutivo, de manera que el billete simple seguirá costando 2,15 euros y la tarjeta integrada T-10 para una zona, 9,95 euros.

La Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) ha acordado, además, ampliar hasta los 16 años las ventajas de la T-12, un título que permite viajar gratis a los niños y adolescentes en edad escolar.

También seguirán costando lo mismo los billetes de transporte de los Ferrocarrils de la Generalitat y de Renfe, que ha decidido mantener sin cambios las tarifas de los servicios de trenes de Cercanías y Media Distancia en toda España.

Los taxis no se encarecen

Los taxistas de Barcelona tampoco subirán sus precios en 2017, mientras que el Gobierno bajará un 0,4 % el precio de los peajes de las autopistas dependientes del Estado.

Otro de los servicios que mantendrá sus tarifas en el área de Barcelona será el agua, después de que la Generalitat haya rechazado la subida de la tarifa del agua en alta de un 4,6 por ciento que proponía Aigües Ter Llobregat (ATLL).

El año también empieza con la revalorización del nuevo Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que sube un 8 por ciento, hasta 707,60 euros, el mayor incremento anual de los últimos 30 años, pactado por el Gobierno con el PSOE a cambio de su apoyo para sacar adelante el techo de gasto del Estado.

Muy por debajo de esta subida de la retribución mínima se queda la actualización de las pensiones, que sólo sube el 0,25 por ciento, el mínimo establecido en la ley que desligó esta prestación pública de la evolución de la inflación.

En el capítulo de impuestos, el de Bienes Inmuebles (IBI) sube a partir de hoy en 1.895 municipios españoles, mientras que bajará en 557 localidades.