CATALUÑA

El «showman» del independentismo

La nueva fijación del "excelentísimo" Alfons López Tena (SCI), a quien irrita que le hablen en castellano, es la nueva consejera de Justicia, Pilar Fernández Bozal

maría jesús cañizares
Actualizado:

No lo puede disimular. Al diputado Alfons López Tena (Sagunto, 1957) le irrita que le hablen en castellano. El tiempo dirá si eso es una pose independentista o realmente le enerva que, por ejemplo, una periodista se dirijiera a él en ese idioma, como ocurrió días atrás. Porque cabe preguntarse en qué lengua hablaba este ex notario en las reuniones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), donde ejerció de vocal, a propuesta de CiU, entre 2001 y 2008.

Todavía ejercía este cargo cuando se desató su separatismo, que destiló en el libro «Cataluña bajo España», donde asegura que los catalanes «no somos los únicos en el mundo sometidos a un proceso de discriminación, exclusión, subordinación y, a fin de cuentas, asimilación y/o genocidio». Criticar las instituciones del Estado y cobrar al año 125.000 euros de una de ellas —el sueldo de un vocal del CGPJ— es una contradicción ideológica a la que López Tena nunca prestó demasiada atención. Tampoco lo hace ahora, cuando apela al Tribunal Constitucional que tanto vilipendió tras la sentencia del Estatuto, para lograr sus objetivos parlamentarios.

Entregado a las consultas populares, al Círculo de Estudios Soberanistas y a proclamar que quemar banderas españolas y retratos del Rey debería ser un «derecho constitucional», López Tena plantó a CiU —una investigación, posteriormente archivada, de unas irregularidades supuestamente cometidas cuando era notario entorpecieron sus aspiraciones de convertirse en eurodiputado en 2008—, para unirse al partido de Joan Laporta, Solidaritat Catalana per la Independència (SCI), lo que le ha convertido en diputado en un Parlament donde practica la altanería. Tras escuchar el discurso de investidura del presidente Artur Mas, López Tena, le tildó de «gestor mediocre». Asimismo, calificó de «capricho ilegal de una señora» el reparto del tiempo de intervención de los miembros del grupo mixto, SCI y Ciutadans, decidido por la presidenta del Parlament, Núria de Gispert. ERC atribuye al partido de López Tena la devolución de una proposición parlamentaria rota a pedazos porque en la misma no se distinguía entre ambos partidos del grupo mixto.

¿Roces con Laporta?

El diputado se ha propuesto ahora acorralar a la consejera de Justicia, Pilar Fernández Bozal, por haber recurrido en su día la consulta soberanista de Arenys de Munt (Barcelona) cuando ejercía de abogada del Estado. En el último pleno, le instó a que se dirigiera a él con el tratamiento de «excelentísimo».

El afán de protagonismo de López Tena ha eclipsado incluso al líder de su partido, Joan Laporta, con quien comparte ego y arrogancia. Dicen que las primeras fricciones ya han surgido entre ellos. También las hubo en el pasado entre el ex notario y Uriel Bertran, el tercero en discordia en SCI. Quizá el problema resida en el limitado discurso de este partido, que más allá de pedir la independencia de Cataluña, tiene poco que ofrecer.