El Toro, guardián de la economía y el campo

El consejero de Interior de Castilla y León pide la creación de una ley nacional para blindar la Fiesta en el II Foro de ABC

SALAMANCA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«No proclaméis la libertad de volar, sino dad alas... La libertad que hay que dar al pueblo es la cultura». La palabra de Unamuno se hizo verbo solemne en Salamanca, tierra de arte, saber y toros. El Teatro del Liceo acogió el II Foro de ABC por la Libertad de ir a los Toros, una reivindicación más con el sólido argumento del impacto socieconómico y medioambiental del ganado bravo, generador de una riqueza de 2.500 millones de euros anuales y 3.500.000 jornadas de trabajo.

Con esta cifra sobre el albero verde esperanza y oro del Liceo, el consejero de Interior de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, abogó por la creación de una ley nacional para garantizar el derecho de todos los españoles de asistir a las corridas.

Tras mostrar su respaldo al recurso de inconstitucionalidad presentado por el PP, su teoría brotó con rotundidad: «Hablamos del ejercicio de la libertad de millones de españoles de acudir o no a los festejos, de la libertad artística y de creación de los profesionales y de los empresarios para dar espectáculos. Nuestra responsabilidad es trabajar para que las generaciones venideras ejerzan estos derechos libremente y, para ello, el Parlamento debe garantizarlo». Extrajo también la vertiente positiva de la embestida «anti»: «Ha surgido una ola de solidaridad para que la Tauromaquia renazca con más fuerza».

Clamando libertad

Había descorchado el acto —patrocinado por la Junta de Castilla y León y con la colaboración de Tierra de Sabor— la presidenta-editora de ABC, Catalina Luca de Tena, quien elogió la «inequívoca postura de los gobernantes de esta Comunidad respecto a los toros». Subrayó la «plena coincidencia» de este diario con la Junta y con la labor de cientos de ganaderos, mantenedores de un tesoro medioambiental único. «La apuesta que ABC mantiene viva desde hace más de cien años —señaló— se ha incrementado, si cabe, en un momento en el que los ataques hacia el espectáculo taurino han alcanzado extrema virulencia. Por eso estuvimos clamando libertad en el Liceo de Barcelona, para plantarnos ante la abolición de las corridas en Cataluña, y por eso estamos aquí, para proclamar todo lo que el toro y su crianza significan».

Durante el debate, moderado por Manuel Erice, subdirector de ABC, intervinieron también Silvia Clemente, consejera de Agricultura; Juan José García, director del Centro de Investigación del Toro; Isabel Carpio, secretaria técnica de la Unión de Criadores de Toros de Lidia; el ganadero Lorenzo Fraile, el crítico de ABC Andrés Amorós y el torero Santiago Martín «El Viti», premio Castilla y León de las Artes. El maestro reflejó con su prosa castellana su «profunda admiración al ganadero en esta Fiesta que se llama de toros y no de toreros, pues su crianza es mucho más difícil que ser torero». Antes dio las gracias a la presidenta-editora de ABC «por el amor que ha puesto para organizar este evento». «Históricamente —ensalzó— vuestro periódico ha sido y es una bandera en el mundo del toro».

Pilar Fernández Labrador, teniente de alcalde del Ayuntamiento salmantino, se refirió al profundo significado de la figura del toro, «pues es uno de los signos de identidad de nuestro país» y agradeció la labor de ABC, «defensor consagrado y tenaz de todas las tradiciones que llevan el sello de España». Para añadir: «Los toros son belleza y emoción, pero también son economía...»

Buena cuenta de ello dio Silvia Clemente, que cantó el valor de los recursos naturales de la ganadería brava —solo en Salamanca hay 178 hierros— y su importantísima inyección económica en una región «eminentemente rural», el cinco por ciento del Producto Interior Bruto, el doble que en el país. «El veinte por ciento de los toros que se lidian proceden de Salamanca (donde se celebran 500 festejos anuales)». Destacó, además, que «el toro es la aportación más importante al patrimonio genético de la raza de bovino», sentencia demostrada científicamente por Juan José García.

Rebaja del IVA

Lorenzo Fraile evocó su afición: «Hablar de la cría del toro es hablar del amor a los animales, auténticos señores del campo». Mostró su apoyo al trasvase de la Fiesta al Ministerio de Cultura y pidió a la Administración «la rebaja del IVA».

Isabel Carpio puso en la balanza las fortalezas —diversidad, sostenibilidad ambiental o desarrollo rural—, debilidades —desconocimiento de la raza, manejo específico del toro o la subjetividad en los reconocimientos—, amenazas —crisis económica, movimientos antitaurinos, política agraria comunitaria o requisitos sanitarios— y oportunidades —Libro Genealógico, conocimiento de la raza o valor ambiental—.

Firmes conclusiones

Andrés Amorós cerró el brillante encuentro, en el que se citó todo el planeta taurino charro, con firmes conclusiones: «Hemos de intentar que no haya políticos que jueguen a aprendices de brujo en este sector. Los presuntos ecologistas deberían informarse antes de pontificar sobre temas que ignoran». Y puso el broche con versos de Miguel Hernández: «Como el toro he nacido para el luto y el dolor... Como el toro me crezco en el castigo...» Ante la cruz de la abolición dan la cara los aficionados, más unidos que nunca para velar por el bien mayor: la Libertad.