La Senda del Duero ya camina

El corredor se sitúa entre las localidades vallisoletanas de Bocos y Olivares

VALLADOLID Actualizado:

El II Plan de Restauración de Riberas sigue avanzando en sus objetivos inciales, tales como la regeneración medioambiental de los ríos y de sus riberas y la recuperación de estos espacios para el uso y disfrute de los ciudadanos, con más de 40 actuaciones. De esta forma, la Confederación Hidrográfica del Duero y la Junta de Castilla y León se centran en la cuarta actuación que permitirá crear un corredor verde peatonal de 37,5 kilómetros de longitud que unirá los municipios vallisoletanos de Bocos y Olivares de Duero. Según la vicepresidenta primera de la Junta y consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz, esta iniciativa permitirá «dinamizar» la Ribera y «potenciar» el desarrollo sostenible de los pueblos de la zona.

Este proyecto adjudicado al Grupo Tragsa, especializado en desarrollo sostenible del medio rural y marino, se realizará en el plazo de 24 meses desde el incio de las obras, y con un presupuesto de 5,28 millones de euros que estará costeado en un 70 por ciento por la CHD y el 30 por ciento restante por parte del Gobierno regional. Así los ayuntamientos de las seis localidades por las que discurrirá la Senda del Duero (Bocos de Duero, Peñafiel, Pesquera, Quintanilla de Arriba, San Bernardo y Olivares de Duero) no tendrán que aportar ninguna cuantía económica.

El proyecto es, según la consejera, la actuación «más emblemática» del II Plan de Restauración de Riberas de la Cuenca del Duero que forma parte de un programa de 42 actuaciones de las cuales la Senda del Duero es la cuarta ejecutada. Por su parte el presidente de la CHD, Antonio Gato, se refirió a la Senda como un proyecto «emblemático» que contará con las aportaciones técnicas y los materiales «más novedosos» existentes en el mercado. Gato también apuntó que esta senda es la «joya» del plan y que tiene un triple objetivo: recuperar la antigua senda de pescadores entre Bocos y Olivares de Duero, la conexión de las seis localidades por las que discurrirá, creando espacios de ocio para sus habitantes; y potenciar el desarrollo sostenible de la comarca.

El II Plan de Restauración de Riberas de la Cuenca del Duero se planteó el pasado noviembre en torno a una inversión de 57,1 millones de euros en el periodo 2009-2015. En esta fecha, se acordó que en los tramos urbanos de los ríos se acometerán 15 actuaciones por un importe de 32.850.000 euros.

Recuperaciónpor zonas

Además, este plan pondrá en marcha 27 actuaciones en zonas no urbanas que tendrán como objetivo la recuperación de aquellos tramos de los ríos que, tienen gran valor medioambiental desde el punto de vista hidráulico. En este sentido, se van a recuperar una serie de sendas en las provincias de Segovia, Soria, Valladolid y Zamora.

Para concretar, en Segovia, la recuperación ambiental de la senda adaptada a personas con discapacidad en el Parque Natural de Hoces de Riaza, en la localidad de Montejo de la Vega de Serrezuela, tendrá un importe de 300.000 euros. En Soria se realizará el desarrollo de la Senda del Duero entre las localidades de San Esteban de Gomaz y Langa (1.646.000 eu), en Valladolid la del río Cega entre Boecillo y Viana (408.000 eu), en Zamora la senda del Duero entre Toro y la capital zamorana (1.300.000 eu), y la misma senda en el Parque Natural de los Arribes (500.000eu).