MEDIO AMBIENTE

El reciclaje de aceite usado se extiende a 35 municipios

VALLADOLID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El servicio de recogida de aceite vegetal de uso doméstico se extiende desde ayer a 35 municipios más de las provincias de Ávila, Burgos, León, Salamanca y Zamora, con una población objetivo de 80.000 habitantes, gracias a una inversión de 34.720 euros aportados por la Junta y las entidades locales beneficiadas.

La actuación es posible gracias a un convenio de colaboración suscrito ayer entre la vicepresidenta primera y consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz, el vicepresidente segundo y consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, y representantes de once entidades locales de la Comunidad ( Arévalo, Benavente, Candeleda, Fabero, Las Navas del Marqués, León, Mancomunidad de municipios del Sur de León, Santa Marta de Tormes, Toro, Vlaverde de la Virgen y Villaquilambre).

Esta campaña se suma a la iniciada en el pasado mes de enero, tras una inversión de 230.800 euros, en los municipios de Aranda de Duero y Miranda de Ebro (Burgos), Laguna de Duero y Medina del Campo (Valladolid), Ponferrada y San Andrés del Rabanedo (León), Palencia, Salamanca, Segovia, Soria y Valladolid. La actuación conlleva la instalación de de contenedores específicos para la recogida selectiva de aceite usado vegetal de origen domiciliario, el mantenimiento del sistema de recogida y la contratación de un gestor autorizado para la recogida y valorización del aceite asegurando su conversión en biodiesel. De esta forma, mediante el acuerdo suscrito ayer se pretende incrementar el nivel de recogida de aceite vegetal usado por los ciudadanos, que actualmente se sitúa en unas 4.000 toneladas/año, a alrededor de 11.000 toneladas en toda la región.

El Ente Regional de la Energía, en coordinación con la Consejería de Medio Ambiente, se encargará de poner en marcha la campaña de información y sensibilización con charlas en colegios, centro de acción social, asociaciones de amas de casa y de consumidores y usuarios, además de puntos de información en centros comerciales para fomentar la correcta gestión del residuo del aceite vegetal.