PP y PSOE pactan el Presupuesto de 2011 de la Diputación de Ávila

Las cuentas de la institución provincial destinan un 5% al gasto corriente municipal

ÁVILA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los grupos del PP y PSOE en la Diputación de Ávila cerraron este fin de semana las negociaciones sobre el Presupuesto para el ejercicio 2011, en el que se desatinará un cinco por ciento de las cuentas provinciales a gasto corriente de los ayuntamientos, con una media de 25 euros por habitante. Las partidas provinciales se aprobarán hoy en pleno, donde sólo habrá un voto en contra, el de Izquierda Unida. Según informaron ayer fuentes del PSOE, las conversaciones culminaron en un acuerdo que reedita y mejora el alcanzado el pasado ejercicio presupuestario, aunque supondrá una rebaja del 4,5 por ciento con respecto a las cuentas de 2010.

El portavoz socialista, Tomás Blanco, se mostró satisfecho con el resultado, que garantiza a su juicio la prestación de servicios sociales. Asimismo, señaló que los socialistas han conseguido los tres objetivos marcados en la negociación, 25 euros por habitante en gasto corriente; aumento del gasto social y objetividad en el reparto presupuestario de la institución. Blanco aseguró que todos los ciudadanos «tendrán garantizados todos los servicios sociales, con el compromiso de aumentar cualquier partida que se necesitara a lo largo del año».

Lo más importante, a juicio de Blanco, es que se ha alcanzado el consenso para poner a disposición una partida de casi tres millones de euros, distribuidos a razón de 25 euros por habitante, con un mínimo por municipio de 4.000 euros y dejando en 22 euros por habitante a los seis pueblos mayores de 4.000 vecinos (Arévalo recibirá 177.628 euros; Arenas de San Pedro con 150.260 euros; Las Navas del Marqués que tendrá 127.248 euros; Candeleda que podrá disponer de 113.652 euros; Sotillo de la Adrada con 104.918 euros y El Tiemblo para el que se destinan 25.414 euros).

Fuentes socialistas recordaron que tras estos dos años de acuerdo, ha aumentado la objetividad de los presupuestos de la institución provincial, ya que el dinero que la Diputación de Ávila destina de manera objetiva se ha incrementado hasta alcanzar el 25 por ciento del presupuesto total, cuando antes de estos dos años no llegaba al 17. Esto se traduce en igualdad de trato hacia todos los ciudadanos de nuestra provincia, vivan en el municipio que vivan.

Blanco cree que el mandato que termina, «marcado por la crisis económica», ha supuesto que «con un trabajo conjunto y ganas de intentar mejorar la situación, la disposición de velar por los intereses de todos los ciudadanos y con la intención de igualar derechos entre los municipios de Avila, tan distintos en idiosincrasia y posibilidades».

Modelo para la Comunidad

Para el PSOE, esto supone que se ha producido «un vuelco al modelo presupuestario de la Diputación, poniéndolo como referente de la Comunidad Autónoma», quien señala que ha sido posible «por la actitud positiva de los miembros del equipo de Gobierno que han llevado a cabo las negociaciones, con el presidente en primer término, y sin duda por la altura de miras de los diputados socialistas en su conjunto, que han dejado a un lado los intereses partidistas en pro del beneficio común».